www.clavesdigital.com.ar

10.08

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

16.04.2018 Columnista

Servicios Basados en el Conocimiento: el talento argentino rompe fronteras.

Servicios Basados en el Conocimiento: el talento argentino rompe fronteras.

El pasado 2017 arrojó el mayor déficit de la balanza comercial (a valores nominales) de la historia de nuestro país. Esto significa que no sólo las importaciones superaron a las exportaciones sino que lo hicieron por una diferencia nunca antes registrada. Lamentablemente la situación tampoco parece mejorar en lo que va del 2018. Sin embargo, dentro de este contexto desalentador para el comercio exterior del país, existe un sector que desde hace ya varios años viene dando muestras del gran potencial exportador que posee. Se trata de los Servicios Basados en el Conocimiento (SBC).

Los SBC se pueden definir como un conglomerado de servicios de características diversas pero con un factor en común: para prestar estos servicios se utiliza alta tecnología de manera intensiva y/o se requiere de importantes conocimientos para poder aprovechar las innovaciones tecnológicas. Por lo tanto los ejemplos van desde un arquitecto que lleva adelante un proyecto para construir un hotel en Dubái hasta un programador que desarrolla aplicaciones móviles para un cliente en Estados Unidos pasando por un contador que presta servicios de auditoría a su contraparte en Méjico desde su oficina en Córdoba. A estos ejemplos también se agregan los servicios de publicidad, asesoría legal, servicios de ingeniería, audiovisuales e investigación y desarrollo que de la misma forma pueden ser fácilmente exportados gracias a las posibilidades que brindan actualmente las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).   

Actualmente  el  volumen exportado en concepto de SBC ya posiciona a nuestro país como un referente a nivel regional en actividades vinculadas a la economía del conocimiento. En el pasado 2017 se exportaron desde Argentina 6.168 millones de dólares en concepto de Servicios Basados en el Conocimiento (datos del INDEC) ocupando el puesto 24 en el ranking mundial de países que más exportan estos servicios. De esta forma se superó el nivel de 2012 marcando un nuevo récord histórico.

El sector se ubica como el tercer mayor complejo exportador sólo por detrás del sojero y cerealero, y quedando por delante ni más ni menos que del automotriz. El dinamismo que muestra el sector a nivel exportador, creciendo a cifras cercanas al 20%,  no se ve en ningún otro.

La balanza comercial de SBC da como resultado un superávit de 749 millones de dólares, lo que representa un aporte muy necesario a la crítica situación descripta en un comienzo.

Ahora bien, ¿Por qué Argentina? Los factores que destacan a nuestro país como una plaza interesante para la prestación de los servicios en cuestión son el huso horario compatible con Estados Unidos y Europa (principales centros de consumo), el buen dominio del idioma inglés y el elevado nivel de penetración de Internet en gran parte del territorio argentino. Estas son las ventajas competitivas que colocan al país por encima de competidores como China, la India, Filipinas y Polonia.

La actual administración que encabeza el presidente Mauricio Macri no es ajena a todo este fenómeno. El pasado 1 de marzo en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso el jefe de Estado expresó su postura diciendo "Estamos ayudando a los emprendedores que quieren exportar servicios basados en el conocimiento, un sector que da trabajo a más de un millón de personas. El año pasado, la exportación de estos servicios como el software creció un 20%". En la misma línea en el pasado mes de marzo circuló por los despachos oficiales un paper de lectura obligatoria para ministros y secretarios de estado que se titulaba "Una Nueva Argentina: Hacia la Economía del Futuro" diseñado por la secretaría de Transformación. Según publicó el portal Infobae el plan del gobierno es conformar un “Consejo de Notables” que sería conformado por empresarios destacados como Marcos Galperin (MercadoLibre), Martin Migoya (Globant) y Roberto Souviron (Despegar.com) quienes buscarán impulsar la economía del conocimiento a través de 5 ejes: el posicionamiento global, la infraestructura y conectividad, el talento, el marco regulatorio y el marco tributario.

Para el año 2020 se esperan alcanzar los 10.000 millones de dólares exportados en concepto de servicios del conocimiento. "Requieren una baja inversión, escasos insumos, buenos recursos humanos y hacemos algo que el mercado demanda. Realmente se puede exportar más" sostuvo Carlos Pallotti, referente del sector. El futuro es alentador y significa una enorme posibilidad para posicionar al país en el mapa de la nueva “Economía 4.0”.




El portal de negocios más leído!