www.clavesdigital.com.ar

26.07

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

14.03.2017 Columnista

Lo que pasó y lo que viene

Lo que pasó y lo que viene

Como lo hacemos anualmente, en el primer número de CLAVES mostramos un resumen de cuáles eran las expectativas en términos económicos para el año 2016. Con el año ya transcurrido y los resultados en la mano, comparamos lo que se pronosticaba en ese entonces  con lo que realmente sucedió para que el lector de Claves evalué y saque sus propias conclusiones. 

Además, hacemos nuestras proyecciones del año que se inicia.    

LO QUE PASO EN EL 2016

DIJIMOS

A pesar que muchos predecíamos una política más de shok en lo económico, Mauricio Macri y su equipo económico están mostrando un gradualismo en sus medidas que tienen que ver más con las limitaciones políticas del entorno que con una convicción propia.

PASO

El gradualismo se cumplió en todas las medidas económicas. Solo aplicaron política de shock en el aumento de tarifas que se truncó por un mal planteo político y de comunicación.

DIJIMOS

Para poner los motores en marcha y conseguir inversiones genuinas, es necesario garantizar una economía estable y competitiva. Estas condiciones todavía no están dadas y llevarán un tiempo concretarlas.

PASO

Las inversiones no vinieron porque el gradualismo implementado y la falta de medidas más concretas en términos de política economía no aclararon totalmente el panorama. La “economía competitiva” todavía es una promesa..

DIJIMOS

Luego de la devaluación, el traslado a los precios acentuó su tendencia. Si logra el objetivo de bajar la inflación  (menos del 25% en el año) será al precio de una menor actividad y consumo. 

PASO

Aunque se visualiza una desaceleración en el segundo semestre,
los precios subieron más de lo que deseaba el gobierno. Si tomamos diciembre/diciembre, la inflación estuvo cerca del 25% (ver índice One coffee) y si se anualiza el último semestre, estuvo en el 18%. Existe una tendencia a la baja de la inflación pero en forma muy gradual.

DIJIMOS
La intención del gobierno es que Argentina crezca los próximos años motorizado por la inversión y las exportaciones. En consecuencia se espera un menor nivel de consumo este año respecto a los últimos años K. La pérdida de poder adquisitivo de quienes cobran en pesos será real y eso incide directamente sobre el gasto familiar.

PASO

El consumo cayo sensiblemente consecuencia de la pérdida de poder adquisitivo del salario. Como la variable inversión no arranco y el incentivo a las exportaciones agropecuarias verá sus resultados en el 2017, la consecuencia fue una economía que continua en recesión.

DIJIMOS

Es necesario llegar a un acuerdo con los fondos buitres. Esta será la clave que puede iniciar un proceso de inversiones externas en nuestro país con financiamiento a largo plazo y tasas más razonables.

PASO

Lo primero ocurrió y de manera exitosa, lo segundo está en espera por las razones antes expuestas.

DIJIMOS

Está claro que un dólar de $14/15 no alcanza con estos costos en pesos. Las presiones de los sectores exportadores se sentirá durante el año si no se reacomodan los precios internos. La gran disyuntiva del gobierno estará planteada en este frente: devaluar o no devaluar.

PASO

A pesar de la fuerte devaluación y alguna mejora de la competitividad por esta vía, el atraso cambiario sigue existiendo porque los precios internos crecieron , aunque a un ritmo menor al devaluatorio y el dólar supero levemente los quince pesos.

DIJIMOS

Todo indicaría que este año crecería la desocupación que estos últimos años estuvo encubierta con el empleo público. Posiblemente muchos sectores comenzaran a priorizar el mantenimiento del empleo a la mejora salarial.

PASO

Pérdida de más de 100.000 puestos de trabajo en el sector privado. En el sector público el efecto fue neto porque se reemplazaron en igual medida a los que se alejaron. Esto afecto la actitud de los gremios que priorizaron el empleo a la recuperación salarial.

DIJIMOS

Prat Gay dijo en enero que bajarían este año solo dos puntos el déficit, sobre 7 % del PBI que cerró el 2015. El tema es como financiaran ese déficit. Será con deuda o emisión?. Todo parece indicar que el objetivo está planteado en la primera alternativa.

PASO

El déficit público no se achico porque fallo el reajuste de las tarifas y no se tomaron medidas concretas en ese sentido. Cerró en los números del gobierno gracias al aporte extraordinario del blanqueo, pero esto abre dudas hacia el 2017.

DIJIMOS

Se espera una leve caída del producto bruto en el año, en especial en el primer semestre. Si el gobierno no logra desactivar la puja distributiva interna, piensa en un pacto social, será difícil acomodar los tantos en materia económica en el corto plazo.

PASO

Caída del producto estimada en un 2,4%, no hubo pacto social y la puja distributiva solo fue menguada por el efecto de la recesión.

DIJIMOS

Está claro que debemos lograr una economía estable y competitiva. Lo que está en duda es si la sociedad es consiente que para lograr esos objetivos hay que renunciar a algunas mejoras que, artificialmente, fueron otorgadas por el gobierno que se fue.  Ese es el gran desafío de este gobierno si pretende hacer las cosas como corresponde. 

PASO

El ejemplo del ajuste tarifario y la resistencia de muchos sectores que no quisieron perder ese privilegio ni algunos otros, es un ejemplo de una sociedad que parece todavía no haberse dado cuenta donde esta parada. Y el gobierno hizo bastante poco para hacer ver la dura realidad.


LO QUE VIENE EN EL 2017

Basaremos nuestro análisis en lo que se proyecta en el  Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que administra el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y que consiste en un seguimiento sistemático de los principales pronósticos macroeconómicos de corto y mediano plazo que habitualmente realizan analistas especializados, locales y extranjeros, sobre la evolución de variables seleccionadas de la economía argentina. Los valores que se expresan son tomados en el REM de diciembre 2016

A partir de estos resultados haremos nuestro propio comentario.

INFLACION

19,6 %              año 2017
14%                  próximos 24 meses


Aunque en el presupuesto se habla de una inflación del 17%, será una meta difícil de cumplir. Los valores esperados están más cerca del 20%. Las expectativas de inflación a enero de 2017, según lo que mide la Universidad Di Tella, están en el 25% anual.

Tasa de interés

23,8%         enero 2017
18,8 %        próximos doce meses

Habrá una lenta disminución de la tasa de interés, pero será positiva respecto de la inflación. El Banco Central la controlara en función de las expectativas inflacionarias


TIPO DE CAMBIO (dólar)

$ 18,3                 próximos doce meses
$  21                   2018

En un año electoral, no se espera una devaluación mucho mayor que la tasa de inflación. Un dólar cerca de los 19 podría ser lógico para fin de año. Habría que hacer un análisis hasta octubre y luego otro postelecciones, situación que puede afectar el tipo de cambio.

NIVEL DE ACTIVIDAD

+ 3%                    2017
+ 3,2%                 2018

Sera un año con crecimiento moderado que solo alcanzara a compensar la caída del 2016. La bolsa a comienzos de año adelanto las mejores expectativas generadas por el recambio ministerial y los resultados del blanqueo, sin embargo el FMI ajusto su pronóstico a la baja: 2,2%.
Nuestra estimación es que estaremos en un crecimiento entre el 2 y 3% del PBI

Déficit fiscal (primario)

$ 450 mil millones    2017
$ 424 mil millones     2018

Nadie espera un fuerte ajuste este año ni el que viene, aunque las señales del nuevo ministro de Hacienda es trabajar en su disminución. Una cuenta pendiente que es la clave para el mediano plazo. Con semejante déficit es imposible sostener un crecimiento genuino

CONCLUSION

Un año con alto perfil electoral donde el gobierno tiene que generar actividad de manera obligada y lo hará incentivando la demanda. La obra pública será la clave ( se habla de $ 200.000 millones hasta las elecciones)  ,más una importante inyección de pesos por el pago a los jubilados y los fondos del blanqueo que muchos irán a compra de autos, casas y acciones. En el plano privado el sector del campo traccionara fuerte y puede afectar positivamente el sector de la construcción. La rebaja de ganancias también incidirá sobre el consumo. La clave estará en los ajustes paritarios y el traslado a precios de algunos mayores costos que se irán definiendo a partir de marzo. La señal del gobierno de ajustar en torno al 18% no alienta el consumo.

La inversión seguirá siendo una incógnita, el gobierno ha dado mejores señales con la asunción de Dujovne pero habrá que ver como se plantean los hechos concretos.

Desde fines del 2016 se percibe una mayor importación de bienes de capital que se puede traducir en mayores inversiones.  La aguja se está moviendo muy poco porque quienes producen reclaman una menor presión impositiva y reglas claras de mediano plazo.

Se espera una tenue recuperación de la desocupación, aunque no significativa,dependerá mucho de los planes de empleo, rebaja de aportes  y pasantías que tiene pensado implementar  el gobierno
El tipo de cambio no sufrirá grandes variaciones respecto de la inflación  y  el atraso cambiario será el gran tema pendiente para el 2018. Aunque hay mucha incertidumbre, el ahorrista todavía busca al dólar para protegerse. Una mayor demanda se compensa con la fuerte entrada de divisas por el blanqueo y la toma de deuda en el exterior por parte del Estado.

El endeudamiento es inevitable con este nivel de déficit fiscal y todo hace pensar que el gradualismo será la clave también en el 2017 en relación a los recortes de gasto público. Del resultado eleccionario dependerá el horizonte de los años que vendrán donde el gobierno deberá tomar decisiones sobre cambios estructurales pendientes.

La victoria de Trump en los Estados Unidos, le pone límites a los planes financieros del gobierno y podría obligarlo a algún ajuste adicional en el gasto.

En la región
En el plano regional estaremos beneficiados por la reactivación del campo, aunque no será de la magnitud de hace una década.

El comercio notara una leve mejora pero seguirán algunos ajustes en el sector porque el consumo solo tendrá una leve recuperación y los márgenes de rentabilidad se mantendrán bajos. La construcción mejorara lentamente.

Todo hace pensar que en el interior se notara mucho más la reactivación de la economía y eso es una buena noticia para nuestra ciudad y región.

En síntesis, un año con leve recuperación de la economía, con la mirada puesta en las elecciones de medio término y hacia fines de año con mucha incertidumbre acerca de lo que vendrá en el 2018.

El portal de negocios más leído!