www.clavesdigital.com.ar

20.11

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

01.07.2016 Empresariales

El médico en casa

El médico en casa

Cuando estamos enfermos no hay nada mejor que la tranquilidad del hogar para poder recuperarse. Bajo esta premisa cuatro jóvenes profesionales ofrecen un servicio novedoso de internación domiciliaria. Un concepto nuevo en la ciudad y también en la provincia. Este tipo de emprendimiento es propio de las grandes ciudades.

Son Luis Seggiaro, médico
clínico; Luis Francisco Mirgone, cirujano plástico; Emanuel Pavone, cirujano y
Carlos Laguzzi, administrador. Entre todos componen el Grupo Médico
Mediterráneo.


El objetivo del servicio es
brindar la infraestructura necesaria para un paciente que tenga cierta
estabilidad y pueda estar en la casa, internado. Es un servicio indicado para
tratar patologías estables. Por ejemplo, recuperación de un ACV. “Muchas veces lo
que retiene un paciente en una clínica es la posibilidad de pasar un
antibiótico y tranquilamente se puede brindar esta atención en la casa, con
enfermeros y médicos”, dijo Luis Seggiaro.



Además, están armando un
protocolo de actuación para hacer internaciones breves de casos de Gripe A e
infecciones sospechosas. Y de esta forma descomprimir el sistema de salud.



Cuando se contrata el servicio lo
primero que hacen estos profesionales es evaluar la casa; para determinar si
está apta para armar la estructura, caso contrario se hacen las modificaciones
correspondientes. “Lo ideal es hacer del domicilio un lugar cómodo para que
pueda circular una camilla, para que puedan ingresar con facilidad los médicos,
los enfermeros, se debe disponer de un lugar para colocar tubos de oxígeno, por
si fuera necesario. Lo que gana el paciente son los beneficios de estar en su
hogar”, indicó Luis Mirgone.



También se deben revisar las
instalaciones eléctricas para evitar, por ejemplo, inconvenientes al momento de
conectar algún equipo.



El siguiente paso es evaluar al
paciente de acuerdo a tres categorías según la complejidad, lo que dará el tipo
de atención que necesita. Básicamente es determinar la cantidad de veces que
será visitado por un facultativo u otro profesional. Si necesitará de alguna
asistencia, como oxígeno o una bomba eléctrica de difusión de drogas.



Los profesionales evalúan el
servicio como complementario al que prestan las clínicas, porque aseguran que
en su mayoría son pacientes que se han externado con premura. “Por ahí vos
podés dar de alta a un paciente una semana antes y se va a su casa”, indicaron.




Para contratar el servicio se
puede hacer de manera particular. O que el médico de cabecera lo pueda sugerir.
Ya han firmado con el Círculo Médico y están reuniéndose con los titulares de
las mutuales para lograr que éstas lo cubran.



“Este servicio nace hace varios
años en los Estados Unidos y crece porque es sustentable. Logra recuperar camas
rápidamente y alivia al sistema de salud. Sería una alternativa favorable para
las clínicas con beneficios para los pacientes. Y también para las mutuales,
porque los costos son menores. Una clínica le cuesta a una mutual por día, para
una atención simple, más de 2 mil pesos. Este servicio tiene un costo que parte
de los 1.500 pesos hasta los 2 mil, con mayor complejidad. También brinda un
equilibrio para el sistema de salud”, explicó Carlos Laguzzi.



Un proyecto sustentable




Son tres médicos y un
administrador, se conocen de toda la vida. Eran amigos de la adolescencia y estudiaron
juntos. Fueron a Córdoba a cursar sus carreras y allí conocieron a Carlos. Al
volver comenzaron a trabajar en las clínicas privadas y en el sector público. Y
con la idea de armar algo sustentable es que se iniciaron con este proyecto.



Luis (Seggiaro), siempre tuvo la
idea en la cabeza y, entre asados y comidas con la familia, se la comentó a sus
amigos que aceptaron enseguida. “Nos reunimos un par de veces, pusimos en
marcha el proyecto y empezamos a trabajar. El primer paso fue la búsqueda de financiación.
Buscamos por fuera y después desistimos, decidimos ser nuestro propio
financista porque apostamos a nuestro proyecto y creemos que tendrá una muy
buena proyección”.



El segundo paso fue armar un
equipo médico conformado por ellos tres, enfermeros, fisioterapeutas,
nutricionista, psicóloga, fonoaudiólogo, trabajadores sociales y acompañantes
terapéuticos.



Luego buscaron un local, porque
uno de los requerimientos era un espacio físico, y así fue como abrieron los
consultorios en la calle Santa Fe. Allí funcionan hoy unos consultorios médicos
y brindan un servicio de box para terapias endovenosas. Además, firmaron un
convenio con el Laboratorio Central para brindar servicio de laboratorio.



Un año de transición



Desde su experiencia los
profesionales indicaron que el sistema de salud privado está pasando por un
momento difícil y según su apreciación el sistema público es el que está
manteniendo el equilibrio.



Indicaron, además, que es una
etapa de reacomodamiento de la medicina en donde estiman que puede haber
modificaciones en la oferta de prestadores. Pero el sistema se adaptará y
crecerá en la ciudad, en especial por los profesionales que les aportará una
carrera universitaria de reciente apertura.

 

El portal de negocios más leído!