www.clavesdigital.com.ar

20.11

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

10.03.2017 Empresariales

Fuerza y precisión

Fuerza y precisión

Scauso SRL , junto a marcas líderes atiende al sector agropecuario, automotriz y la industria

Hace más de 20 años que están en el mercado. Conducido hoy por Ricardo Scauso y su esposa Gloria Heredia -ambos contadores públicos-atendiendo al sector agropecuario, automotriz e industrial. 

Nació con la venta y reparación de componentes hidráulicos para el agro, pero actualmente Scauso SRL no abarca solamente ese rubro, sino que se expandió a la hidráulica vehicular, válvulas industriales y neumáticas para automatizar circuitos.

También hay dos líneas de fabricación, una de bancos de prueba de componentes hidráulicos y la otra es la elaboración de mangueras y cañerías para conducción de fluidos; tales como aceite, aire, agua, vapor, leche, etcétera. 

Con ocho empleados atienden a más de 100 localidades, en un radio de 150 kilómetros, cubriendo parte de la provincia de Córdoba y Santa Fe. Tienen dos canales de ventas: la línea hidráulica, en donde los vendedores recorren los talleres mecánicos y la política de la empresa es la de visitar sólo un taller por localidad, de tal forma de poder lograr fidelizar a los clientes. La otra línea es la industrial, donde el resto del personal atiende a las industrias de la zona: lácteas, aceiteras, maniceras, metalmecánicas, molinos harineros, etcétera.

Tienen un objetivo marcado, el de potenciar las marcas líderes que venden con el asesoramiento que ellos brindan, pretendiendo ofrecer el mejor servicio. “La idea es afianzar las marcas con el valor agregado que le demos como empresa. Para lograrlo, trabajamos con normas de procedimiento y tomamos decisiones consensuadas. Es decir, por cada innovación o cambio que queremos realizar, lo consultamos antes con el personal del área correspondiente. Es una organización horizontal, donde tratamos de generar autonomía de trabajo. Al rendimiento lo medimos con indicadores”.

Gloria es la responsable del área administrativa y en este caso comenta que han logrado formar un grupo de trabajo importante, confiable y con autonomía. La capacitación al personal es fundamental, por lo que cada año se planifican los cursos a realizar.

Uno de los pilares del negocio es lograr un correcto diagnóstico del problema o necesidad que tiene el cliente, para darle el producto correcto, y de esta manera permitirle ahorrar tiempo y costos. Para ello cuentan con un taller-laboratorio, donde se puede medir el rendimiento de cada componente de un circuito.

Como el rubro en el que trabajan es muy competitivo, deben estar permanentemente innovando, tanto en los productos como en los medios de comunicación, y seguir buscando otros sectores para poder ampliar la oferta. 

Convencidos de lo que saben hacer y atentos a las necesidades del mercado expresan: “Empezamos con el sector agropecuario, pero no queríamos depender sólo de él, por lo que salimos a buscar nuevos nichos de mercado. Logramos conseguir marcas líderes que nos acompañaron en este desafío, y así insertarnos en otros rubros, que nos permitió estabilizar los volúmenes de ventas, con niveles más parejos, ya que un sector va compensando al otro, ante las permanentes fluctuaciones que se sufre en el país. Hoy el sector en el que más estamos creciendo es en el industrial”. 

Con expectativas e incertidumbre 

Como muchos de los empresarios del país, ellos están apostando a un buen 2017, de crecimiento y expansión; pero indica Ricardo que hay incertidumbre, aunque las expectativas son alentadoras.
“Conversando con los distintos sectores, las expectativas son buenas, pero a todos les queda la duda sobre la factibilidad de que realmente ocurra. Nosotros planteamos para 2016 un objetivo: el de mantener en términos relativos una facturación igual que la de 2015, y se logró el mismo. Para hacerlo ajustamos nuestras metas a la inflación del sector, y también tuvimos en cuenta que estábamos dentro de un contexto político diferente. Para este año, nos fijamos un objetivo más ambicioso, el de fijar un coeficiente de crecimiento, tal como lo veníamos haciendo en años anteriores”.

“Lo que vimos el año pasado, es que se trabajó en piloto automático, donde muchos sectores postergaron todo tipo de inversiones. Para este año -terminado el primer trimestre- tendremos un diagnóstico más concreto y veremos qué es lo que pasa; si el crecimiento del país es una realidad o que simplemente haya sido un deseo. Creo, a nivel personal, que comenzarán las inversiones. Esto dependerá también en que baje la inflación para que lleguen los créditos. La política económica tiene que empujar en este contexto. El primer trimestre va a ser fundamental para tener un diagnóstico más acertado”. 

Una historia de hermanos 

Todo comenzó como un proyecto de dos hermanos, Ricardo y Sergio, que abrieron una metalúrgica en el año 1988. Uno contador y el otro ingeniero electromecánico, jóvenes y con muchas ganas de emprender proyectos nuevos. 

Al poco tiempo cierran la metalúrgica y encaran un proyecto comercial dentro del sector hidráulico. “Los clientes de la metalúrgica eran del sector agropecuario, ahí fue cuando empezamos a ver con mi hermano que cada vez era mayor la aplicación de la hidráulica en el sector. Comenzamos a descubrirla, a conocer sus aplicaciones y decidimos seguir por ese camino”. Y es así que en 1993 nace Oleohidráulica Scauso, cuyo objeto era la venta y reparación, en un pequeño local ubicado en bulevar España 456. 

El negocio fue creciendo, ampliando rubros, incorporando personal y dan el primer gran salto, cuando se trasladan a bulevar Alvear 251, su primer local propio, con dimensiones más acordes a esta expansión. 

Allí estuvieron 10 años, hasta que en pleno proceso de expansión, toman la decisión de un nuevo traslado. Adquirieron un lote de 2.500 metros cuadrados en la avenida Perón al 3100, y construyeron allí el nuevo local, con un amplio espacio para la atención al público, nuevo taller, depósito de mercadería en planta baja y primer piso, cómodo espacio para movimientos de carga y descarga de materiales, cinco oficinas para puestos técnicos y administrativos. “Estábamos en pleno crecimiento y nos iba muy bien, pero el local no era acorde a lo que se necesitaba. Lo pensamos y analizamos con mucha cautela hasta tomar la decisión de dar este nuevo paso. Salíamos del centro comercial de Villa María, y teníamos el lógico temor de que la jugada saliera mal y nos llevara a perder mercado,
Nos arriesgamos confiando en el proyecto, porque íbamos a ampliar la oferta brindando un mejor servicio. Los clientes percibieron esta diferencia, y nos acompañaron con esta medida”. 

La última decisión de riesgo fue cambiarle el nombre a la empresa, dejando de lado el Oleohidráulica Scauso Hnos SRL, por Scauso SRL, ya que consideraban que la palabra Oleohidráulica limitaba el alcance del negocio, por lo que se lanzó una campaña publicitaria donde expresa: “Scauso SRL… mucho más que oleohidráulica”.

Si bien, actualmente, Scauso SRL está conducida por este matrimonio, no dejan de reconocer todo el aporte generado por el ingeniero Sergio Scauso, hermano de Ricardo, ya que fueron socios por 25 años, asegurando que fue un gran protagonista en toda esta etapa, y hoy sigue aportando sus conocimientos a la empresa; en proyectos, cálculos, diseños y capacitaciones.


El portal de negocios más leído!