www.clavesdigital.com.ar

26.07

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

14.03.2017 Vidriera

¡Todo está bien!

¡Todo está bien!

En esta nueva movida de las cervecerías, Villa María no se podía quedar afuera y es así que abrió la primera: se trata de Ribera, ubicada en una de las esquinas más emblemáticas de la Villa: bulevar Sarmiento 660, frente al monumento al gaucho. Venden la cerveza Boj, elaborada en Isla Verde, una de las marcas más representativas de la provincia y con amplia presencia en los bares de Córdoba capital. Y aseguran que es la mejor en sabor.

Lo nuevo que proponen es la modalidad de expendio: cerveza tirada y en vaso de pinta o media pinta. Pero también sirven productos de cervecerías locales, Lobo y Fluxá. 

Con una capacidad de más de 40 mesas, Ribera invita a los clientes a disfrutar de tragos, comida, música y por supuesto de la costanera. 

Hace tres meses, dos jóvenes amigos abrieron este negocio que hoy es furor. Se trata de Arturo Sperat y Marco Balanza. “Nos acompañó la suerte y las ganas de hacer algo”, dice Marco. 

Marco había trabajado en algunos bares y tenía ganas de abrir el suyo propio. Arturo, por su parte, había visualizado el local y conocía a los dueños. Fue así como vieron en esta esquina el potencial para instalar su comercio. Las obras de refacción tardaron siete meses en terminarse. A todo lo hicieron ellos mismos, ya que Arturo era contratista y puso manos a la obra. 

Durante siete meses le cambiaron la fisonomía al edificio. Desde techos, paredes, baños, cocina; lo acondicionaron para poder habilitarlo. Y con la ayuda de una arquitecta y una consultora de imagen y diseño abrieron un local novedoso. 

“Yo quería abrir un bar y Arturo me iba a trabajar en las reformas. Acá unimos todo, nos asociamos y decidimos seguir juntos. Vimos siempre este lugar porque era privilegiado por la ubicación, la vista.
Se convino todo y sobre todo que Arturo sabía hacer el trabajo. A la idea de un bar la tuvimos siempre y después surgió lo de la cerveza tirada”, comenta Marco. 

Desde el primer día en que abrieron sus puertas tuvieron una alta convocatoria de público. “Nosotros sabíamos que íbamos a trabajar bien, pero la verdad es que nos superaron la expectativas completamente por la cantidad de gente que vino desde el primer día. Tanto, que el primer mes fue de no dormir”, dijo Arturo. 

El éxito está dado por el boom que tienen hoy en las capitales las cervecerías artesanales. A nuestra Villa le faltaba un local de este tipo. Había que probar, porque se cambió la modalidad de venta de la cerveza que ya no es en botellas. 

Lo que destacan es que tienen público de todas las edades, muchos aficionados a degustar cerveza. Vienen a probar las variedades que ofrecen y les comentan que ellos hacen cerveza en su casa y como un hobby. 

Estos jóvenes inquietos y con ganas de trabajar ya están pensando en nuevas reformas para brindar un mejor servicios a los clientes. Ahora colocaron un toldo en lo que es el jardín delantero y están trabajando en un cerramiento, de tal forma de poder atender durante los meses del invierno. Y para la próxima temporada, inaugurar la terraza; lo que le dará un plus al negocio ya que desde allí se podrá tener una mejor  vista.

El portal de negocios más leído!