www.clavesdigital.com.ar

20.10

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

16.08.2019 Empresariales

Administrar compensaciones en tiempos de crisis

Administrar compensaciones en tiempos de crisis

La administración de compensaciones es un instrumento muy valioso que se  utiliza para alinear a la empresa, sus integrantes y su cultura con la estrategia del negocio. Son varios los aspectos que determinan la importancia de utilizar esta herramienta. En primer lugar, para conocer el costo directo e indirecto (dinero destinado al pago de salarios de gerentes, administrativos y operarios). En segundo lugar para gestionar las expectativas de las personas que ingresan a una organización y como se ve afectada su permanencia, de acuerdo al cumplimiento de tales expectativas.
 Cuando una empresa administra compensaciones está enviando un mensaje a sus colaboradores. Si queremos formar equipos de trabajo exitosos debemos conocer y gestionar esta herramienta, ya que de esta forma podremos potenciar la competitividad de la empresa.

¿De qué hablamos cuando hablamos de compensaciones?

A la compensación la integran 3 elementos:
• El Salario: la contraprestación que recibe una persona por poner su fuerza de trabajo a disposición de su empleador. 
• Los incentivos: es decir, aquella cantidad de dinero contingente que recibe un empleado cuando se cumplen ciertas condiciones. Ejemplo: comisiones, bono anual o gratificación. Tienen como objetivo estimular a las personas en el logro de resultados.  
• Los beneficios: que son prestaciones no dinerarias que una empresa otorga a su personal en forma directa o a través de terceros. Tienen como objetivo mejorar la calidad de vida del empleado y su familia y se los utiliza como factores motivadores. Ejemplo: productos de canasta familiar a menor precio, asistencia financiera, cobertura de salud adicional (prepaga), actividades deportivas, horarios flexibles, capacitaciones, refrigerios, etc.  

En los tiempos que corren las remuneraciones son el punto más sensible de la relación laboral “Empresa – Empleado” y los empresarios deben ser muy cautos para evitar susceptibilidades.  Las empresas se enfrentan hoy a un contexto inflacionario que no solo repercute en el valor de los bienes o servicios que venden sino también en el valor (salario) que se le asigna al colaborador, eso sin contar el solapamiento salarial de aquellos trabajadores que se encuentran dentro de un convenio colectivo y aquellos puestos jerárquicamente superiores que no lo están. 
Entonces, ¿cómo manejar esas diferencias?
La administración de compensaciones es el proceso que busca armonizar todos los elementos de la compensación para contribuir al logro de los objetivos. Las empresas necesitan disponer de un sistema de compensaciones que les asegure gestionar eficazmente el costo salarial. 

Factores a tener en cuenta cuando administramos compensaciones
• La equidad interna: es decir, el sueldo que recibe un empleado de acuerdo a las obligaciones y responsabilidades que están asignadas a su puesto de trabajo, más el valor que agrega a través de su desempeño. La mayoría de los empleados se comparan con quienes más cerca están y aquí el juicio falla, porque quien hace la comparación en general no abandona su posición de parte interesada, y por lo tanto toma en cuenta solo lo que le conviene.
• La equidad externa: la remuneración del personal de la empresa en comparación con lo que se paga por una posición similar en el mercado.
• El equilibrio que se debe mantener entre los salarios y el costo laboral: lo que podríamos decir las dos caras de una misma moneda. Por un lado el ingreso  que significa para el empleado y por el otro, el costo que representa para la empresa.
• La comunicación que se hace de las políticas y herramientas utilizadas para la administración de las remuneraciones.
• La individualidad asociada a la flexibilidad: para contemplar el desempeño y la realidad particular de cada empleado a la hora de administrar su compensación.
• Tener en cuenta el Criterio sistémico: ya que la administración de remuneraciones es un subsistema de un sistema mayor de gestión de recursos humanos en la empresa.
• Consistencia: una vez establecida la política de compensaciones es necesario mantenerla estable a través del tiempo para que la misma no pierda credibilidad.

En la Argentina de hoy la mayor preocupación de los empresarios pasa por hacer frente a los compromisos salariales asumidos reteniendo a sus mejores empleados; sin embargo son pocas las empresas que los tienen perfectamente identificados. Los empresarios de la pequeña empresa tienden a creer que este es un instrumento solo utilizable en las grandes empresas y la realidad es que bien utilizada la “administración de compensaciones” es de relevante utilidad para cualquier tipo de organización. 

Cra. Luciana V. Arce (UNC)
Esp. En Dirección Estratégica de RRHH (ICDA -UCC)
M.P. 10-15709-5

El portal de negocios más leído!