www.clavesdigital.com.ar

09.08

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

23.03.2020 Empresariales

Sanatorio De La Cañada desarrolló un quirófano para pacientes afectados por Coronavirus

Como consecuencia del crecimiento de la pandemia, el Sanatorio de la Cañada cuenta ahora con un quirófano de alta complejidad que fue preparado específicamente para atender casos confirmados o sospechosos de coronavirus. Esta infraestructura esta destinada a atender pacientes que pudieran requerir alguna cirugía y complementa el servicio de guardia que es la primera linea de ataque de la enfermedad.

Para ese tipo de situaciones se debe implementar un manejo diferente donde  la institución como los integrantes del equipo de salud y los recursos que se necesitan estén a disposición, tanto del sanatorio como de los pacientes.-

El doctor Raúl Ramos, jefe de Quirófano y de Servicios de Cirugía del Sanatorio brindó detalles sobre su implementación.  

“Hemos definido un protocolo que está basado en estudios de trabajos de investigaciones que se desarrollaron en países en los que la pandemia llegó anteriormente,como es el caso de Singapur, que fue una de las zonas más afectadas, y del Reino Unido”.

Sobre el nuevo quirófano, expresó:  “Fue acondicionado de forma tal que la higiene y desinfección del lugar sea óptima y completa”.

“Eso se logra dejando dentro del quirófano solamente los muebles y equipamientos imprescindibles para la cirugía a realizar. El resto se retira del lugar y se proveen según la necesidad por un asistente que permanece fuera del espacio durante el procedimiento” manifestando al respecto que “eso se debe a que si un paciente potencialmente infectado por el virus ingresa al quirófano al salir del mismo se considera que todos los elementos que quedaron dentro están contaminados y deben ser desechados”.

“Sabemos que al enfrentar esta epidemia, además de cuidar la salud del paciente y del personal médico, también tenemos que preservar los recursos, porque no sabemos hasta dónde puede llegar esta pandemia”. Por ello cuando  ingresamos al quirófano, sabiendo la patología que afecta al paciente, lo hacemos con todos los insumos que creemos necesarios para esa práctica particular y una vez que termina ese procedimiento esos insumos tienen que ser descartados. Así se trabaja para tratar de optimizar recursos”.

“Se preparan kits especiales para ingresar allí, los cuales incluyen, por ejemplo, barbijos especiales y batas. Una vez que ingresamos al quirófano junto al paciente, hasta que no termine el procedimiento nadie puede retirarse y cuando lo hacen deben desechar todos los insumos utilizados, hasta las mismas batas”, contó, sin dejar de explicar que “todas las necesidades adicionales de insumos que puedan surgir durante el procedimiento serán alcanzados por un tercer profesional que estará aguardando fuera del quirófano”.

 Fuente Eldiariocba.com

El portal de negocios más leído!