www.clavesdigital.com.ar

09.08

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

15.04.2020 Empresariales

Más empresas buscan negociar rebajas salariales

Mientras dure la cuarentena por el Covid-19, empresas y sindicatos de Córdoba negocian un esquema laboral que incluye rebajas salariales para mantener los empleos.

Al implementar el aislamiento social, preventivo y obligatorio, el Gobierno nacional fijó la obligatoriedad de pagar la totalidad de los salarios de bolsillo. A casi un mes de esta medida, y con la producción frenada, automotrices, autopartistas y comercio, entre otros sectores, aseguran que es imposible sostener los empleos.

La semana pasada, el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) firmó con Renault Argentina un convenio para pagar 60 por ciento del salario, a cambio de mantener el plantel de trabajadores hasta el 31 de enero de 2021.

Ahora, 20 empresas vinculadas a la actividad buscan lo mismo. El sindicato conducido en Córdoba por Antonio Quintana negocia acuerdos con Fiat Chrysler Automobile (FCA) por 75 por ciento del salario y estabilidad hasta junio; con Volkswagen, por 70 por ciento y continuidad hasta julio; y con Iveco, por 70 por ciento y el sostenimiento de los empleos hasta diciembre. La misma conversación inició con sus proveedores.

“Discutimos con todas las fábricas porque para ellas lo más fácil es achicar. Para el gremio, la prioridad es que el trabajador siga en la empresa, porque así se asegura ingresos y obra social”, explicó Quintana.

Mientras tanto, la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra) y otras entidades empresariales del sector proveedor mantuvieron ayer un encuentro en Buenos Aires con la Unión Obrera Metalúrgica (UOM).

“Todos estamos en el mismo barco y hay que tratar de encontrar la vuelta para sostener los puestos de trabajo”, asegura Eduardo Borri, presidente de la Cámara de Industriales Metalúrgicos y Componentes de Córdoba (Cimcc), que integra Adimra.

En Córdoba, la UOM exige el pago del 100 por ciento del salario de bolsillo y el abono de la obra social y el aporte sindical.

Esto se planteó ayer en el ámbito del Ministerio de Trabajo en Córdoba ante la autopartista Faurecia, proveedora de Toyota y FCA, entre otras, que pretende rebajar los salarios. La negociación continuará el próximo viernes.

“No podemos firmar ningún tipo de acuerdo que afecte los derechos de los trabajadores”, dijo el secretario general de la UOM local, Rubén Urbano.

Comercio

En el sector comercial, la situación es similar. Pablo Chacón, titular de la Asociación Gremial de Empleados de Comercio, reconoció que distintas cámaras empresariales plantearon el problema del pago de sueldos. “Nosotros tenemos vía directa con el Ministerio de Trabajo de la Nación y nos comprometimos a ayudar a las empresas a gestionar los auxilios anunciados para pagar salarios, en especial el Programa de Recuperación Productiva (Repro). Se está agilizando y van a salir. Cuando se aprueban, son por seis meses”, aseguró dirigente gremial.

Chacón cree que podrán hacerse acuerdos para que las empresas paguen el 65 o el 70 por ciento de los salarios, y el resto se complete con Repro, así el trabajador no lo siente. “Para nosotros, lo más importante es el sostenimiento del empleo”, agregó.

En este panorama de ingresos cero, la principal preocupación del comercio es cómo cubrir los salarios de abril. De mínima, se piensa en la aplicación de recortes de algún tipo, con el fin de priorizar la continuidad laboral.

“Abrimos una conversación con el sindicato para ver alternativas, como pagar un porcentaje del salario como no remunerativo, por ejemplo”, explicó Miguel Hames, presidente de la Cámara de la Industria del Calzado de Córdoba.

La Cámara de Comerciantes e Industriales Mayoristas de la provincia, que reúne a 100 pymes, también inició conversaciones con el gremio para ver cómo pagar salarios. “Dentro de la Cámara, el 100 por ciento de las empresas socias aseguran que no podrán pagar los sueldos”, advirtió Héctor Luna, vicepresidente de la entidad.

Otras negociaciones

La caída de la actividad ya obligó a algunos sindicatos a renegociar el pago de salarios.

Uno de los primeros en acordar esta reducción de salarios fue el Sindicato de Petroleros, que pactó el pago del 68 por ciento del básico para aquellos empleados que permanezcan en sus domicilios.

La actividad de las estaciones es un servicio considerado esencial en el marco de la cuarentena; sin embargo, la caída en la venta de combustible provocó que algunos empresarios activaran suspensiones hasta que el gremio impulsó el acuerdo.

En la construcción, la caída de la actividad es notable. La Unión Obrera de la Construcción (Uocra) reportó siete mil obreros cordobeses sin actividad durante la cuarentena, de los 11 mil que emplea el sector privado. Estos trabajadores cobran un fondo de cese laboral, pero la incertidumbre sobre cuánto se puede extender la paralización preocupa a los sindicalistas.

La Asociación Obrera Minera (Aoma) firmó con algunas empresas de la piedra y del cemento un acuerdo de pago del 70 por ciento de los sueldos para abril, para evitar suspensiones.

Desde el Sindicato de Obreros de la Industria del Vidrio y Afines (Soiva), afirmaron que de manera unilateral algunas empresas comenzaron a pagar el 80 por ciento del salario a sus trabajadores y que en otros casos hay suspensiones.

En la industria maderera, según el gremio, son varias las empresas que no han pagado la quincena, sobre todo en el interior provincial. “Hay algunos empresarios que quieren pagar sólo los días trabajados y los feriados, contradiciendo la posición muy clara del Gobierno en materia de salarios”, dijo Néstor Peralta, secretario de organización del sindicato.

Fuente La Voz

El portal de negocios más leído!