www.clavesdigital.com.ar

09.08

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

01.07.2020 Visto y Oído

Mercado inmobiliario post pandemia

Tras la flexibilización de algunas de las actividades en el marco del aislamiento social, con un mercado inmobiliario parado y castigado por la recesión económica, el sector trata de volver paulatinamente a la actividad y adaptarse a la nueva realidad.

En el mercado de alquileres se aprecia que, en los segmentos de inmuebles locados con destino de vivienda y comercial, hay un incremento de la falta de pagos totales o parciales de los alquileres, servicios, expensas e impuestos. La causa principal de este aumento en ambos segmentos está vinculada a problemas económicos ocasionados por la pandemia y, en un porcentaje menor, a ciertas dificultades en los canales de pago. En el segmento de viviendas se observa una suba leve, a diferencia del sector comercial donde es más pronunciado ya que, debido a la imposibilidad de gran parte de los comercios de abrir sus negocios en cuarentena, no pudo generar ingresos o los mismos fueron insuficientes para afrontar los pagos.

A su vez, en el segmento comercial crece la oferta de inmuebles en alquiler por el cierre de negocios y en el segmento vivienda se vislumbra un interés de los inquilinos por buscar propiedades más económicas y también encontrar más amplias con patio o balcón.

En el mercado de compra-venta se percibe una baja gradual de los precios (en U$S). En este sentido, una de las causas más significativas es la caída de la demanda que se debe a la disminución de la rentabilidad de los alquileres por el aumento del tipo de cambio e inflación, inmuebles con precios elevados y  ausencia de compradores que convaliden dichos precios y, además, a que los inversores no pueden obtener una ganancia del capital. El financiamiento es inexistente por las altas tasas de interés y la incertidumbre de las actualizaciones en las cuotas de los planes de financiamiento. En este panorama se añade la dificultad de las personas para afrontar las cuotas de pago por motivos económicos, la caída del poder adquisitivo de los salarios y el cepo cambiario que no sólo imposibilita el libre acceso a la divisa norteamericana, sino que también genera presión devaluatoria en quienes poseen ahorros en pesos.

Asimismo, los inversores empezaron a realizar consultas y buscan oportunidades puntales en el mercado de aquellos dueños con necesidad de vender urgente para cubrir gastos o por necesidad de liquidez, y en emprendimientos en pozo/preventa por el atractivo de sus precios y porque ciertos ahorristas que, al verse imposibilitados de dolarizar sus ahorros en el mercado formal, invierten en pesos y capitalizan en dólares. También, el nivel de consultas sobre terrenos urbanos aumentó debido a que la caída del costo del metro cuadrado construido (en U$S) genera un gran atractivo la construcción.
A modo de conclusión, en el segmento de mercado de alquileres se espera la misma tendencia a raíz de los problemas económicos que conlleva esta pandemia: un aumento del porcentaje de falta de pagos totales o parciales de los alquileres, servicios, expensas e impuestos y un mayor incremento de unidades comerciales desocupadas en alquiler, con motivo del cierre de comercios por la imposibilidad de funcionar o por la caída de la actividad económica.

En el segmento de mercado de compra-venta, ciertos inversores buscarán oportunidades que serán puntuales, ya que parte de las propiedades quedaron a precios desactualizados y otros propietarios se encuentran sin urgencia de vender o no se muestran interesados en vender a precios más bajos, generando así un mercado con valores distorsionados. Aquellos dueños con necesidad de vender se verán forzados a ser más flexibles porque las contrapropuestas serán más agresivas. Otros inversores priorizarán la liquidez y esperarán una mayor estabilidad para tomar decisiones con un panorama más claro.

Nicolás Gerarduzzi
Corredor Inmobiliario 
CPI 5376

El portal de negocios más leído!