www.clavesdigital.com.ar

25.10

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

07.07.2020 Vida y Estilo

Como si fuera de otro tiempo

Hablar de viajes en estos días parece algo de otra era. Sin embargo hace sólo seis meses, tuve la dicha de poder viajar con una excusa: el cambio de década de una de mis hermanas, la “alemana”, que vive en Berlín, cuyo mayor deseo: juntarnos las “tres sisters”.

Así, emprendimos con mi familia el viaje hacia el viejo continente, en una época que si bien es mágica, no es la mejor para recorrer Europa. Con poco tiempo para las vacaciones veraniegas-invernales, aprovechamos para pasar por Paris.

Con miles de consejos recibidos respecto del gran frío que nos esperaba, igual nos fuimos con mucha alegría cargando bastante abrigo. Para nuestra sorpresa, la temperatura rondaba los 15ºC, por lo que ese no fue impedimento para recorrer la tan popular ciudad parisina. Sí nos encontramos con algo impensado, paro de transporte (siiiiii en París!!! jajaja), allá también les llegó el reclamo y los trabajadores decidieron parar los metros que es el principal medio utilizado para movilizarse. No obstante, sin ningún reloj que nos apremiara en cuanto a horarios, emprendimos el recorrido de manera más deportiva: caminando.

Lo primero que recorrimos fue la zona de Las Galerías Lafayette, que para quien no las conoce son de una magnitud y majestuosidad como pocas, con vidrieras de película. Eso sumado a la víspera de Navidad, hacía que uno no terminara de deleitarse viendo los millones de luces que adornaban no solo la tienda, sino las calles embellecidas aún más por las decoraciones navideñas.

Visitamos la iglesia de la Madeleine, de una magnitud estructural similar a los templos griegos y una belleza increíble, en donde se siente una profunda espiritualidad que te abraza cuando se está dentro, independientemente del culto que se practique. Continuando, fuimos por la famosísima avenida de los Champs Elysées, considerada la más bella del mundo. Esta avenida une la plaza de la Concorde con el monumental Arco del Triunfo, todos símbolos de París.

En esos días también pasamos por el Museo del Louvre, que es el más importante de Francia y uno de los más visitados del mundo, ahí se encuentra La Gioconda de Leonardo da Vinci, entre muchísimas otras obras. 

La Basílica del Sacré Cœur también es un lugar hermoso que visitamos, especialmente por su ubicación en lo alto de la colina de Montmartre, una colina de 130 metros de altura desde donde se contempla una vista increíble de París, para lo cual hay que subir una escalera de cientos de escalones, a no ser que subas en el funicular. Ese barrio es tan especial que no puede dejar de visitarse en tan hermosa ciudad.

Obviamente no podíamos dejar de ir al monumento más famoso de París, la Torre Eiffel, no apto para quienes padecen miedo a las alturas, pero como todo en esta ciudad, impactante y de belleza difícil de describir. En medio de tanta historia y magnificencia, nos acercamos a la Catedral de Notre Dame, que es una de las catedrales góticas mas antiguas, pero que al llegar, a uno le embarga el dolor, ya que se encuentra en refacción luego del incendio de 2019, en cuyo alrededor se encuentran las fotos del doloroso suceso.

Nos despedimos de Ohhh lalala París y llegamos al destino más esperado ¡encontrarme con mis hermanas en Berlín! que es una ciudad de mucha historia para la humanidad en general, pero que será motivo de otro relato, donde además del festejo cumpleañero, pasamos la víspera de Navidad.

Andrea Aguirre.

El portal de negocios más leído!