www.clavesdigital.com.ar

21.10

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

14.08.2020 Vidriera

Los gimnasios abren el lunes con protocolos adaptados

Mediante la práctica calistenia y con los ajustes pedidos por el COE, podrán retornar sus actividades. Funcionarán de 8 a 22 con turnos de una hora y un restringido número de personas, acorde al espacio físico.

Luego de permanecer por más de 150 días cerrados, los gimnasios abren sus puertas el lunes luego de que el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) Central aprobara los protocolos. Por este motivo, el propietario Juan Rosell aseveró: “Estamos muy contentos” y agregó: “Volvemos a las actividades a partir del lunes luego de un consenso entre la Municipalidad y la Cámara de Gimnasios de Villa María”.

Sobre las medidas de bioseguridad, el entrevistado aseguró que deberán ser adaptadas acorde al espacio físico del local y que están prohibidos todos los entrenamientos aeróbicos.

En este marco, sólo podrá llevarse a cabo la práctica calistenia que consiste en el ejercitamiento muscular en base al peso corporal.

Tiempo

A partir de la semana siguiente, Rosell confirmó que funcionarán de 8 a 22 horas con una determinada cantidad de personas por 60 minutos, donde luego se higienizará para que ingresen otras.

Asimismo, que el número de estudiantes dependerá del espacio físico del gimnasio, ya que deben respetar una distancia de 12 metros aproximados.

Además, deberán cumplir con todas las normas de bioseguridad y pedirán declaraciones juradas a todos los que ingresen.

En este sentido, el propietario afirmó: “Vamos a demostrar que no somos un foco de contagio y que nos han tenido estigmatizados”.

Protocolos

Respecto a las adaptaciones, el entrevistado explico que cada gimnasio “se amoldará”. Además, que un profesor acompañará la práctica y que también pueden interferir los entrenadores personales.

Sobre esto, detalló: “La actividad en sí dura entre 45 y 50 minutos, con tiempo restante para higienizar el lugar. Habría que considerar y pedir que los estudiantes traten de colaborar en ese proceso dejando los espacios ordenados”.

En torno a los ajustes particulares de cada local, Rosell aclaró que en el transcurso de la semana los propietarios de los gimnasios deberán presentar planos de los locales para establecer la capacidad junto al municipio.

En consonancia a lo permitido, subrayó que dentro del protocolo, algunas máquinas pueden ser utilizadas, pero aquellos instrumentos o entrenamientos que fomenten la aerolización de secreciones, están prohibidos.

Continuidad

El entrevistado mencionó que entre todos los gimnasios llegarían a un acuerdo de un monto fijo, ya que, “el costo de las cuotas se vio desvalorizado y sería imposible seguir manteniendo la actividad a un precio menor”.

Asimismo, destacó que los estudiantes deberán amoldarse a los horarios disponibles en lugar de aquellos preferentes para que todos puedan desarrollar la actividad.

En este sentido, aseguró: “De algún modo nos vamos a acomodar, por el momento estamos arrancando y esperamos que pronto se apruebe el protocolo para la flexibilización en todas aquellos entrenamientos y maquinarias faltantes”.

Economía

Con relación a la situación económica, Rosell declaró: “No nos encontramos bien” y adhirió: “Todos dimos hasta donde pudimos y muchos colegas cerraron. Incluso los profesores resistieron hasta donde pudieron. Como siempre dije, si me fundo quiero que sea trabajando”.

Por otro lado, comentó que mantuvo diálogo con estudiantes y que “están muy felices de volver a entrenar”. Desde esta perspectiva, sostuvo que “muchas personas” necesitaban esta flexibilización, aquellas que consideran al ejercicio como un estilo de vida como quienes ejercitan para romper con el encierro.

Fuente Puntal Villa Maria

El portal de negocios más leído!