www.clavesdigital.com.ar

21.10

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

04.09.2020 Vidriera

Los que no pararon

En el contexto de la pandemia producida por el Covid-19 se produjo una crisis a nivel global que produjo el cese en la producción de muchas industrias. Los datos de la economía marcan una caída importante en casi todas las variables. Pero, incluso en esta situación adversa, hay empresas que han logrado sacarle provecho a la situación por diversas razones, ya sea que sus servicios son esenciales para afrontar la enfermedad, o porque ofrecen productos hoy fundamentales para quienes están en su casa.

Los días de cuarentena nos resguardaron en nuestros hogares y ahí muchos pudieron ver lo que durante años no le prestaban atención. Y es así que estos días fueron aprovechados para encarar trabajos de reforma y refacciones. Desde ampliar, pintar, arreglar esas paredes que  están deterioradas, cambiar aberturas y hasta decorar, fueron algunas de las actividades que más se realizaron.

Comerciantes del sector aseguran que creció la venta online de artículos del hogar. En un relevamiento desde Claves pudimos conocer que las ventas de bazar y blanco fueron muy importantes. “La gente empezó a ver en la casa lo que antes no veía, a lo mejor que le faltaban tazas, platos o renovar la blanquería. Al no tener otros gastos, ya sea en salidas o en vestimenta, el dinero se destinó a la mejora del hogar”, señaló un comerciante.

Desde Colombano Muebles indicaron que en este tiempo la gente le prestó más atención a su vivienda y aumentaron las ventas de muebles, artículos de decoración y hasta colchones.

Quienes están en el sector de materiales de construcción aseguran que se incrementó la venta de hierro, cemento, ladrillos. La gente salió a comprar y a hacer arreglos. La demanda nació de los particulares. Hoy se cuenta con un ahorro extra y al no poder viajar, ni salir a comer afuera, la inversión se destina a arreglar la casa.

“Lo que la gente estaba postergando en cuanto a arreglos, ampliación, modificaciones, detalles que tenía pendientes para la casa, en este tiempo decidieron hacerlo. También por resignar vacaciones ya que no se sabe cuándo se solucionará.

Nosotros siempre estuvimos en contacto con arquitectos, plomeros, gasistas, que nos contaban que estaban con actividad y esto nos alentaba más. Los desarrollistas también aprovecharon el momento para planificar y presupuestar.

En la incertidumbre y sin saber que iba a pasar se apostó a la construcción. En este tiempo la verdad que hubo bastante movimiento y por suerte los proveedores nos respondieron. Esta situación también nos sirvió para analizar la empresa, para planificar y también para remodelarnos en este, nuestro 30º aniversario”, indicó Gastón López de Ranco Materiales. 

Uno de los sectores que también aumentó sus ventas es el de mayoristas de productos de limpieza. Debido a las instrucciones médicas, la higiene se ha vuelto más que obsesiva, razón por lo que se ha visto un pico de ventas en la gran variedad de productos de limpieza disponibles en distintos comercios.

“En realidad tuvimos una venta sostenida. Nuestro fuerte es de diciembre a marzo en donde tenemos un aumento de un 30 por ciento. Este año tuvimos un verano sostenido hasta ahora, una demanda mayor sobre todo impulsada por la venta de lavandina y alcohol, recién en agosto estamos viendo una merma.
Nosotros vendemos en toda la provincia y la verdad que la demanda fue en todos los puntos. Lo bueno es que no tuvimos faltante de mercadería”, aseguró César Chiappero de Química Gamma.

Una realidad virtual 
La vida cotidiana de todos se reestructuró. El colegio, el trabajo, las relaciones sociales. Y en este cambio de hábitos la virtualidad tomo un rol fundamental, las relaciones se dan a través de los dispositivos tecnológicos.

Esta nueva normalidad hizo que muchos tuviéramos que adaptarnos y quien no tenía computadora tuvo que adquirirla. Cambiar teléfonos, comprar dispositivos, accesorios para poder participar mejor de los encuentros. Por lo que las empresas de venta de tecnología fueron una de las que pudieron crecer en esta pandemia.

Los comercios cambiaron las modalidades de trabajo y los empleados empezaron a cumplir sus tareas desde el hogar y con esto vino una importante inversión en equipos. Así lo asegura Sergio Monesterolo de Tesis Informática, quien indicó que aumentó la demanda de productos y servicios.

“Nosotros trabajamos con varias cooperativas de la zona y tuvieron que invertir en adaptar los lugares para que sus empleados los hagan desde la casa. Como así también los docentes, muchos de los cuales tuvieron que comprar equipos o las escuelas proveerles. La demanda es sostenida aunque este mes se notó una baja. Tuvimos faltante de mercadería que estamos reponiendo a cuenta gotas.”

De vacaciones en casa 
La temporada estival en el país será diferente como consecuencia del coronavirus. Ante la falta de certezas sobre cuándo cesará la pandemia o retornará la posibilidad de los viajes, muchos decidieron la instalación o construcción de piletas.

En este sentido, empresarios del sector notaron un importante incremento, tanto en la solicitud de presupuestos como así también en la ejecución de obras, ante la llegada de la próxima temporada de verano que iniciará en pocos meses.

La pandemia por el Covid-19 obligará a muchos a pensar que las vacaciones serán en cada una de sus casas. Considerando fundamental invertir en una pileta que, en promedio, demanda un presupuesto de 350.000 pesos para una medida estándar.

El portal de negocios más leído!