www.clavesdigital.com.ar

21.10

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

18.09.2020 Vida y Estilo

Conviene radicarse en Uruguay?

Apenas asumido, el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou comenzó el “operativo seducción”: pretendía que argentinos, entre personas físicas y empresas, se radicaran en aquel país a partir de una serie de beneficios fiscales.

Con el paso del tiempo, la pandemia profundizó el interés de argentinos (y particularmente de cordobeses) de mudarse al país charrúa.

No sólo por esas ventajas fiscales, sino también por la estrategia de aquel país para encarar el coronavirus y la “tranquilidad” que supone vivir en un país “con un lógica muy diferente a la argentina, desde todos los puntos de vista: económico, político y hasta social (la famosa grieta juega un papel muy importante en esta cuestión). Por caso, algo de todo eso vio el creador de MercadoLibre, Marcos Galperín, quien se radicó a principios de año en Uruguay. En su entorno dejaron trascender el “cansancio” del empresario sobre Argentina.

Hace unos días, trascendió que unas 900 personas habían mostrado un interés real de radicarse en Uruguay. De ese total, más de 200 corresponden a Córdoba y la zona de influencia del Consulado que funciona en esta ciudad (que comparte con otras siete provincias, entre ellas San Juan, Mendoza y San Luis), según confirmó a Punto a Punto el cónsul de Uruguay en Córdoba, Álvaro Barba García, quien añadió: “siempre hubo consultas pero no en esta magnitud debido a que hubo un cambio de gobierno en Uruguay que estableció otras reglas de juego y otras facilidades para radicarse allí”.

 
Ahora bien: ¿qué hay detrás de la profusa información que circula en los medios sobre los beneficios de radicarse en Uruguay? ¿Conviene instalarse en aquel país y perder la residencia fiscal en Argentina? ¿Los trámites son un freno para la política uruguaya?

Para explicar la situación, uno de los especialistas en la materia es Gustavo Campos, socio de Tax & Legal – Transfer Pricing de PwC, debido a la cantidad de pedidos que recibe la consultora.

Campos asegura que desde principios de año las consultas de particulares van en aumento y, por lo general, “va más allá de una simple consulta, ya que en muchos casos apunta a una planificación fiscal a largo plazo y cambio de vida que en muchos casos se van a concretar cuando se pueda volver a viajar”.

En el caso de las empresas, la posibilidad de radicarse en Uruguay no es algo tan nuevo, remarca Campos, añadiendo que “hace años que parte de la planificación fiscal societaria mira con atención a países como Uruguay, donde la renta de fuente extranjera no está alcanzada y sobre todo porque no existen restricciones cambiarias y aduaneras: éste es el punto más significativo”.

 
Campos advierte que “hay mucho desconocimiento: muchas veces se trata de analizar un cambio de residencia con información parcial errónea, que lleva a una pérdida de tiempo o interpretaciones incorrectas. Es importante destacar que el análisis para las personas es muy distinto al de las empresas”.

PERSONAS Y EMPRESAS

-¿Cuáles son los pasos legales que una persona debe realizar para radicarse en Uruguay?

-Hay que separar la discusión en dos partes: por un lado, los requisitos que exige Uruguay son muy simples para radicarse en ese país, sobre todo para los miembros del Mercosur, primero generando una residencia provisoria y luego la residencia permanente y por último obteniendo una residencia fiscal en Uruguay (esto último fue lo que se flexibilizó con el cambio de gobierno en Uruguay).

Pero lo más importante para las personas residentes argentinas son los requisitos para perder la residencia en este país, ya que si no se cumplen nada de lo anterior sirve desde la perspectiva fiscal argentina, e inclusive puede presentarse el caso de tener que pagar impuestos en ambos países, razón por la cual hay que tener presente que el hecho de obtener una residencia fiscal uruguaya (que fue lo comunicado como un beneficio por las autoridades de aquel país) no es suficiente para perder la residencia argentina.

-¿Cuáles son las ventajas que supone radicarse en aquel país?

Para las personas, si me radico en Uruguay y logro obtener la baja fiscal en Argentina, no voy a pagar más bienes personales por los bienes que la persona tenga fuera de Argentina y de Uruguay.

Por otro lado, las rentas que obtenga por esos bienes que en Argentina tributan al 35%, mientras que en Uruguay tributan al 12% pero por 10 años existe una “vacación fiscal” y no se paga nada. Es decir, que si una persona física argentina tiene la mayor parte de su patrimonio fuera de Argentina, por ejemplo una cuenta de US$ 2 millones en Estados Unidos y un departamento en Miami de US$ 500.000, si se queda viviendo en Argentina va a pagar el 2,25% de estos bienes, unos US$ 63.000 que tomado al tipo de cambio del contado con liquidación son aproximadamente $ 8 millones por año.

 
Esto, sin considerar el impacto de los anticipos y tampoco nuevos impuestos, como el de la riqueza o nuevos aumentos en bienes personales: por este motivo la gente evalúa irse. Es importante destacar que para que haya un beneficio fiscal para una persona, su patrimonio tiene que estar fuera de Argentina, porque sobre los bienes que tenga en Argentina va a tributar siempre, ya sea que tenga residencia argentina o extranjera.

-¿Y para las empresas, cuáles son los beneficios?

-Las ventajas pueden ser varias. Por ejemplo si exportan u obtienen rentas fuera de Uruguay, esas exportaciones no van a quedar sujetas a las liquidaciones de divisas como en Argentina y si se liquidan se hace en dólares billetes. Luego, si la renta es de fuente extranjera no tributa el puesto las ganancias, entre otras ventajas. En el caso de las empresas es más simple mirar y planificar sociedad des en países como Uruguay o Paraguay, porque no hace falta mudarse para tener una planificación fiscal internacional eficiente, en cambio para la persona humana sí. En el caso de los exportadores de servicios es muy simple crear una sociedad, darle sustancia y operar desde Uruguay.

Este tipo de empresas son las que más consultan debido a la brecha cambiaria que le aplican a sus exportaciones sumado a la imposibilidad de realizar pagos (porque el banco no vende los dólares) por servicios recibidos del exterior, sumado a la ley de teletrabajo y la fallida ley de economía del conocimiento, las consultas crecen día a día.

A FAVOR

Menor carga fiscal
Más seguridad jurídica
No hay restricciones aduaneras y cambiarias
EN CONTRA

Costo de vida más elevado
Mercado interno más chico

Fuente punto a punto.

El portal de negocios más leído!