www.clavesdigital.com.ar

29.10

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

24.09.2020 Visto y Oído

Llegaron de Venezuela , se inventaron un trabajo y hoy facturan más de 2 millones de pesos

Dejaron su país en busca de mejor calidad de vida y oportunidades laborales, entendieron el humor argentino y hoy son un éxito en redes convocados por las mejores marcas

Son tres amigos -ahora socios- que nacieron en Venezuela y salieron de su país en busca de nuevas oportunidades. Llegaron a nuestro país en 2015 y fundaron una agencia creativa de contenidos digitales. Al tiempo de andar, la rebautizaron con una palabra que les resultó graciosa y escuchaban muy a menudo en las charlas con los porteños: El Kilombo. Y fue un suceso. Hoy tienen 3.8 millones de seguidores en Instagram y hacen los memes más virales de Latinoamérica, y en especial, de la Argentina.

Sus memes propios son audaces, creativos e ingeniosos, y su perfil en las redes es muy conocido. Pero poco se sabe de sus creadores. Son tres millennials ambiciosos que se esconden detrás de la marca -Gabriel Gagliardoni (28), Edgar Anzola (32) y Javier Ríos (32)-, arribados desde Caracas en busca de mejores condiciones de vida, un soplo de libertad y las condiciones para cumplir su sueño: crear un espacio digital innovador.

Gabriel estudió Ciencias Económicas, aunque dejó la carrera poco antes de recibirse, Edgardo ingresó en Ciencias de la Comunicación, pero tampoco la concluyó. El único que tiene un título universitario es Javier, que siguió el camino de la Ingeniería Geofísica.

"La razón del éxito de este meme: la emoción del mundial 2018 sumado al look de Paulo Dybala y la expresión pícara de una nena que no tiene precio = explosión de likes", analiza Gabriel"La razón del éxito de este meme: la emoción del mundial 2018 sumado al look de Paulo Dybala y la expresión pícara de una nena que no tiene precio = explosión de likes", analiza Gabriel
El 12 de mayo de 2015, juntos en el mismo vuelo, aterrizaron en Ezeiza con su ambicioso proyecto en mente. En Venezuela quedó toda la familia y amigos. “De la necesidad llega el cambio”, sostiene Gabriel, uno de los cofundadores. “La crisis vivida en Venezuela nos impulsó a buscar otro rumbo hacia el crecimiento, entendimos que siguiendo en nuestro país eso no llegaría nunca”, completa Gagliardoni.

Desde Caracas, previo a la gran mudanza de país, dieron el primer paso del éxito. Viendo modelos internacionales como los de Estados Unidos, decidieron replicar una versión local e inventaron su propio trabajo. “Instagram no era el boom de hoy, pero vimos la oportunidad y nos lanzamos. Abrimos un espacio que llamamos @chistesargentina, para de esta forma empezar a segmentar desde un inicio el público objetivo. Una vez que llegamos a los 100K (en apenas 8 meses) cambiamos el nombre a El Kilombo”, recuerda uno de los creadores.

Llegaron a Buenos Aires con apenas algunos ahorros -unos dos mil dólares-, sin contactos ni referencias, a un país desconocido para ellos. Era la primera vez que pisaban el suelo argentino.

La inversión monetaria fue cero, sin embargo lo hicieron en horas de trabajo autodidactas para conocer el universo digital y sobre todo las costumbres y la idiosincracia argentinas. “Aunque seamos latinos no tenemos mucho en común, el argentino tiene hábitos mucho más europeos, es híper sociable y muy activo en cuestiones políticas y sociales”, reconoce Gagliardoni sobre lo que fue uno de los mayores desafíos de la marca.

Fuente Infobae.

El portal de negocios más leído!