Año nuevo, Covid recargado

Año nuevo, Covid recargado

 Los contagios de coronavirus, a partir de la irrupción de la variante Ómicron en la provincia, se dispararon a niveles impensados semanas atrás. El año nuevo prolongó la tendencia de los últimos días de 2021: fuerte aumento de casos, aislamiento masivo y reducción de la actividad laboral en diversos sectores productivos, que coincide además con el inicio del periodo vacacional de miles de trabajadores. 

 Desde la Cámara de Comercio de Córdoba, por ejemplo, señalaron que el ausentismo en supermercados y comercios ronda el 40 por ciento a raíz de casos positivos y contactos estrechos aislados. Hay empresas –de todos los rubros- que decidieron cerrar turnos, otras reorganizar su personal, adelantar vacaciones y los casos más extremos optaron por el cierre durante una semana en función del contagio masivo de sus empleados. La situación afecta a todos los sectores de la economía, sin distinción.

 El propio titular de la Unión Industrial de Córdoba (UIC), el villamariense Marcelo Uribarren, contó en una entrevista con Telefe Córdoba que la realidad de las empresas cordobesas “es despertar a la mañana y ver qué panorama nos encontramos”.

“La situación de lo que tienen Covid es preocupante, pero más preocupante son los contactos estrechos. Por suerte, la Provincia disminuyó la cantidad de días de aislamiento para un contacto estrecho negativo de 12 a 5 días, por lo menos morigeró la carga del aislamiento y ya nos deja más tranquilos”, enfatizó el dirigente empresario. 

  Asimismo, se mostró poco optimista de cara a las próximas semanas: “Esperamos que la cantidad de casos vayan aumentando, se dice que en febrero será el pico, así que tendremos que tener paciencia y mucha organización”. 

 En tanto, desde la Asociación Empresaria Región Centro Argentina (Aerca) indicaron que “la industria está muy complicada, mientras que el comercio se puede reacomodar mejor”. 

 Así lo señaló el gerente de la entidad, Ignacio Tovo, ante la consulta de Claves Digital: “Ningún sector está exento de esta situación. Estimamos que las próximas dos semanas serán igual. La coyuntura es muy compleja y no queda otra que adaptarse. Solo ayer hubo más de 800 contagios en Villa María, no menos de 3200 aislados si promediamos cuatro por grupo familiar. Entonces la actividad inevitablemente se ve resentida. Es alto el ausentismo”.

 Tovo contó además que los sectores industriales, en función de los contagios en cada empresa, decidieron reacomodar turnos, adelantar vacaciones o directamente cerrar por unos días. 
  En la gastronomía, para citar un ejemplo del rubro servicios, ante la baja en la demanda (menos gente consumiendo por el aislamiento) y los casos positivos de sus empleados, algunas firmas también decidieron cerrar temporalmente. 

 “La situación del comercio es más variada, se pueden reacomodar los turnos. Pero la industria no, está muy complicada”, insistió Tovo, y recordó que antes los aislamientos eran preventivos. “Ahora son positivos o contactos estrechos, es muy diferente”, sentenció.

 El ausentismo no solo es un fenómeno local. Francia e Inglaterra viven un momento similar por el impacto de Ómicron, lo que obligó a las autoridades a reducir días de aislamiento. Incluso temen que no se puedan prestar servicios públicos fundamentales como trenes, correos, recolección de basura, entre otros. 

 Ómicron se muestra -por ahora- menos letal, aunque la rápida diseminación del virus comienza a tensar el primer nivel de atención y lentamente crece el número de internaciones (así lo refleja el reporte diario del Ministerio de Salud de Córdoba). Con la temporada turística en marcha, pensar en restricciones más severas sería un golpe de nocaut para una actividad muy resentida en los últimos dos años. Sin embargo, el propio aislamiento masivo de positivos y contactos estrechos también impactan en la producción cordobesa, sin necesidad de anunciar restricciones.

 En Villa María, las extensas colas para testeos en el Centro Cultural Favio (hasta el pasado lunes) y la multitud que se congrega ahora en el Anfiteatro Centenario no solo manifiestan una situación epidemiológica alarmante, sino también una inevitable consecuencia sobre el sistema productivo local. En tiempos de Covid, adaptarse y cuidarse es la única manera de atravesar el temporal sanitario. 

NOTAS RELACIONADAS

Alto ausentismo por el Covid

Aquello que señalamos en la columna anterior, que daba cuenta del altísimo grado de ausentismo en las empresas en las últimas semanas, terminó configurando un grave problema en el aparato producti...

Sin milagro de Navidad, Gill volvió a la Intendencia

 Sin los votos para prorrogar su eterna licencia, tal cual lo veníamos anticipando en las diferentes columnas de Claves Digital en los últimos meses, Martín Gill reasumió el cargo de intendente de...

Licencia: Gill busca un milagro de Navidad

Semana de mucho ruido y pocas nueces en materia política; pero con explosión de casos de coronavirus y centros de testeos abarrotados. Una víspera de Nochebuena atípica, con buen movimiento comercial e...

La oposición, sin candidato ni proyecto común

 Mientras se aguarda la inminente definición de Martín Gill, para conocer si vuelve a la intendencia o renuncia, en caso de que no consiga los votos para prorrogar su interminable licencia, la oposi...

MÁS LEÍDAS