Un brindis centenario

Un brindis centenario

En 2023 Valfré cumple 100 años de trabajo en el mercado local. Como muchos de los comercios fue creciendo en contextos de diferentes transformaciones económicas. “Este aniversario nos encuentra muy bien, pero como decimos siempre: hay algo más para superar, para seguir haciendo”, dijo Yany Valfré.

Al frente de la empresa que fundó su abuelo se encuentra Yany y su hijo Sebastián. En los últimos años se hizo una renovación total del local con la disposición de dos espacios para ampliar el salón de venta, los que sumaron unos 150 metros cuadrados y una cava.

Hoy se trabaja con un plantel de 14 colaboradores que también es uno de los factores de crecimiento. “La empresa tiene que trascender en la gente y por suerte tenemos un muy buen equipo trabajando con nosotros”, aseguró.

Uno de sus pilares es la venta y distribución mayorista. Destacan que el mismo ritmo de crecimiento los obligó a buscar volumen de operaciones y es así que apostaron por esta modalidad. Hoy atienden a empresas en un radio de 100 kilómetros. Para esto cuentan con un equipo de vendedores, logística y distribución propia. Llegan a vinotecas, supermercados, cooperativas, “Tenemos una cobertura importante porque ofrecemos buenos precios y calidad para llegar a la zona”.

Como dato interesante, todavía siguen atendiendo y vendiendo las viejas damajuanas, unas 9000 por mes entre el local y la distribución.

Siempre pensando en ampliar los horizontes y apostando al mercado del vino es que la familia Valfré ya está trabajando en dos proyectos importantes a desarrollar a partir del próximo año.
Una industria sofisticada 

A partir de los años 90 y con importantes inversiones de empresarios europeos, la industria del vino argentino tuvo un gran cambio. Hoy en nuestro territorio se producen los mejores vinos del mundo. Con una calidad extraordinaria, una industria que se ha purificado. Argentina tiene un territorio inigualable. Un microclima único y una diversidad de terruares que les dan versatilidad a los vinos. Con caracteres, color, taninos, aromas y cuerpo que los hacen únicos en el mundo, indica Yany.

En una región se pueden encontrar 10 territorios diferentes, óptimos para la producción de Malbec de gran calidad, pero con personalidades distintas surgidas de cada sector. “Esto no pasa en todo el mundo. Para qué vamos a traer vinos de afuera si tenemos los mejores. Aparte hay una cuestión de costos. Para consumir un buen vino extranjero hay que hablar de 40 o 50 euros la botella”.

“No hay una zona mejor que otra, todas son buenas, cada una con sus particularidades, ya sea en los Valles Calchaquíes en Salta, en la zona de Uco, en la costa de Buenos Aires, en la provincia de Córdoba, cada vino se va a expresar en función de las virtudes que tiene el suelo y el clima del lugar. En el último tiempo se fueron atomizando las propuestas, hoy la cantidad de etiquetas que hay son extraordinarias. Actualmente se habla de vinos diferentes, no de buenos o malos, aún en los segmentos de menor precio”.

Hoy la gente sabe de vinos. Antes era el pan y el vino. El primero siguió siendo igual, pero el vino evolucionó, tomó identidad y se diversificó en cuanto a la propuesta. En la actualidad en las familias y grupos de amigos se plantean cuál tomar.

El consumo de vinos cayó por la oferta de las nuevas alternativas de bebidas en el día a día, pero se produjo una evolución de la ingesta por la degustación. La gente disfruta el placer de probar diferentes vinos. Esto es un cambio cultural que fue acompañado por las acciones de comunicación de especialistas, pues para muchos nació una necesidad de saber sobre esta bebida.

“Ahora se pasó a la industria del detalle de autor. Tanto viticultores como criadores están en toda la secuencia de la producción del vino. Eso no pasaba antes”.

Villa María no se mantuvo ajena a este cambio en las conductas y hoy es notable en los grupos de jóvenes la tendencia a investigar sobre vinos. Cuenta Yany que en algunas oportunidades se juntan 4 o 5 personas, compran un vino de alto precio para probar. Van descubriendo los dotes sensoriales. Degustan los vinos, los someten a los sentidos. “Cuando se aprende, la gente se empieza a enamorar. El mundo del vino es un viaje sin retorno. El que dice que todos son iguales es porque tiene un preconcepto.

 Cuando se entra en este espacio de medir la capacidad sensorial comienzan a darse cuenta que no son todos lo mismo, que tienen caracteres y personalidades diferentes”.
Valfré evalúa que hubo un cambio más demorado en cuanto al ingreso de las mujeres al mundo del vino, pero se está dando. “En la industria hay muchas jugadoras que están en la actividad. Apasionadas por el vino y extraordinariamente sensoriales. Hay enólogas. Esto es contemporáneo”.
Un año especial
“Este año se presenta como muy particular ya que estamos atravesando un contexto inflacionario. Pero habiendo aprendido varias lecciones, hemos ido creando los antídotos para cada situación y eso nos permite hoy estar autofinanciándonos. Nos encontramos bien parados ante la imposibilidad de tomar créditos.

Es un momento en donde las pymes tienen que estar muy atentas aferradas al timón y así van a poder avanzar. Si te distraes dos segundos podés perder 10 años de avance. En otras oportunidades el salvataje para escapar a la inflación era el stock, hoy ni siquiera esa herramienta podés usar ya que los proveedores no te entregan en función a la demanda y así nacen los cupos. Es una situación sobre la que hay que estar alerta, un mercado complicado. No hay que pretender grandes cosas, pero sí estar atentos. Diez minutos en la Argentina son 10 años en Suiza”.

El nombre del vino 
Sebastián Valfré fue un inmigrante italiano que llegó al país allá por 1923. Él fue quien comenzó con este negocio. Al principio se dedicaba a las tareas agropecuarias y luego vendía uvas, años más tarde comenzó a comercializar vinos. Luego se incorporó Antonio y más tarde su hijo Sebastián, quien sigue al frente de la vinería junto a sus hijos, la cuarta generación de un negocio que ya tiene 100 años de vigencia y que se proyecta para seguir creciendo.

EMPRESAS ANTERIORES

Con una marca de prestigio

Cristal Automotor es una empresa familiar nacida en 1987. Ubicados en Bv. España 111 de nuestra ciudad, comercializan cristales para todo tipo de vehículos livianos y pesados. Brindan un servic...

Biotecnología en alimentos

BiAConsult Biotecnología Alimentaria, es una empresa comercial con un área de cobertura que abarca Argentina, Uruguay y Paraguay. Representa importantes compañías de orden internacional de pr...

El producto en la puerta

Para muchos la clave para un buen negocio es descubrir una demanda que no está satisfecha y generar un producto o servicio que la satisfaga. Siguiendo esta línea de trabajo de los emprendedores...

Fierros por la web

Son tres jóvenes emprendedores que se unieron para atender una necesidad puntual de los productores y contratistas rurales. Detectaron una demanda que no estaba satisfecha en el mercado y decidi...

MÁS LEÍDAS