Ambiental Cord: intercambiando compromiso por sustentabilidad

El aceite vegetal usado (AVU), conocido tradicionalmente como aceite de cocina, es quizás uno de esos desechos que años atrás resultaba difícil pensar en su reutilización. Pero bastó con que una empresa cordobesa como Ambiental Cord asumiera el compromiso de no sólo recuperar el aceite antes de su descarte, sino también de ocuparse para que llegue al destino correspondiente que lo transforme en biodiesel, el biocombustible de segunda generación que le gana cada vez más terreno al combustible fósil.

Destacando la trayectoria de la firma oriunda de Carlos Paz, su gerente Claudio Mior explicó el motivo que los llevó a desarrollar los servicios que prestan: “20 años atrás comenzamos con esta actividad de recolección del aceite de cocina usado, ya que veíamos que los grandes generadores, como el rubro gastronómico, no realizaban ningún tratamiento y terminaban descartando el aceite en cañerías que desembocaban en ríos o lagos”.

Si a esto se le agrega el hecho que por cada litro de AVU se puede contaminar hasta mil litros de agua, el puntapié ya estaba hecho. De esta manera, la empresa tuvo sus inicios en la ciudad serrana y rápidamente se fue extendiendo a localidades aledañas, como Jesús María, Corral de Bustos, Mina Clavero, Villa General Belgrano, entre otras. “Al día de hoy la empresa tiene convenio con más de treinta localidades en el territorio”, sostuvo Mior, quién además indicó que en la ciudad capitalina “se colocaron 14 puntos blancos”, en tanto con la ciudad de Villa María “se encuentra en tratativas para renovar el acuerdo”.

En este punto vale detallar cómo una empresa del interior alcanzó un radar tan amplio para prestar el servicio de recolección de aceite. Todo comenzó cuando la empresa creó los Puntos Blancos, a partir de la firma de convenios de colaboración con diferentes municipios. El acuerdo dejaba establecido un lugar específico donde se instalaban grandes envases para que las personas puedan llevar su aceite domiciliario recolectado en botellas de plástico; luego un transporte de la empresa retira los envases con una frecuencia ya pactada entre la firma y el municipio.

Para los grandes generadores de aceite, tales como bares y restaurantes, se les hace entrega de más envases, según cuánto AVU empleen en su actividad. “En cada retiro se les deja un manifiesto de retiro en el cual se detalla los datos del generador, del transportista y la cantidad de litro que se retiran”, aclaró el titular de Ambiental Cord.

Una vez recolectado el aceite, la empresa serrana entrega el residuo recolectado a la firma DHSH, ubicada en la ciudad santafesina de Capitán Bermúdez, la cual se encarga de acondicionar el aceite para su posterior utilización. En este sentido, Mior explicó que “el aceite se entrega a la empresa de Rosario”, la cual lo adecúa con un tratamiento especial para que sea la materia prima del biodiesel,  y luego “hace entrega de este aceite a diversas empresas, tanto dentro como fuera del país, las cuales producen el biocombustible”. 

“Con el proceso de recuperación que hacemos, logramos darle una nueva vida a un residuo, que luego se utiliza en la producción de un combustible mucho más amigable con el ambiente que el combustible fósil”, enfatizó el referente de Ambiental Cord.

El compromiso que lleva adelante la firma no sólo trabaja en los hábitos diarios de quienes usan el aceite, sino también busca interpelar a los más pequeños, desde la educación para crear conciencia ambiental. En este sentido, el trabajo articulado entre Ambiental Cord y DHSH permitió incorporar a los convenios con los municipios  un conjunto de capacitaciones escolares gratuitas. “Es una forma de inculcar cultura ambiental y cuidar el planeta, que es lo único que tenemos y creemos que los más pequeños pueden contagiar a los más grades y sembrar ese granito de arena para cuidar el ambiente”, señaló Mior. Además explicó que la empresa cuenta “con personal de medioambiente especializado” para llevar adelante las jornadas online, “con material didáctico acorde a la edad de los niños que participan”.

La economía circular es un proceso productivo que incorpora residuos que abandonan su función primaria para reconvertirse en algo útil y sustentable. Bajo esta perspectiva, Ambiental Cord trabaja con municipios del territorio provincial, recolectando el aceite de cocina para luego despacharlo hacia su transformación en biocombustible de segunda generación; evitando así la contaminación de los cuerpos de agua. Su accionar a través de una red de puntos blancos, divide las tareas, repartiendo la responsabilidad y compromiso ambiental; porque cuando el trabajo se divide los resultados se multiplican.

NOTAS RELACIONADAS

En Agroactiva, Provincia expuso el Modelo Cordobés de Producción de Bioenergías

Córdoba tuvo otra vez una presencia relevante en la Feria Agroactiva desarrollada en Armstrong (Santa Fe). Ahora se sumó a la tradicional exhibición de capacidades productiva...

Buscan potenciar oportunidades en mercados de carbono

El Gobierno de Córdoba firmó un convenio de colaboración con la organización MÉXICO2, una empresa subsidiaria del Grupo Bolsa Mexicana de Valores que brindar&aa...

Lanzan créditos para el desarrollo del turismo sostenible en Córdoba

El Consejo Federal de Inversiones (CFI) lanzó una nueva línea de créditos de hasta 120 millones de pesos para promover el desarrollo del turismo sostenible en la provincia de...

Amalume: marroquinería y reciclaje unidas por dos generaciones

A pesar de los estragos que ocasionó la pandemia por Covid, para muchos fue un escenario que los impulsó a tomar nuevos desafíos. Patricia Bascal y Claribel Petruccio visuali...