Elecciones: ¿para cuándo las fechas?

 Se fue febrero, llegó marzo, pasaron las aperturas de sesiones y las fechas de  elecciones provinciales y municipales continúan siendo una verdadera incógnita. La información es manejada bajo siete llaves por el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y por el intendente de Villa María, Martín Gill. De una depende la otra, ya lo ha dicho el mandatario villamariense en esta especulación permanente sobre el momento de los comicios locales, sujeto a los provinciales.


 Como es un año eminentemente electoral, la oposición esperaba el anuncio en las aperturas de sesiones. Si bien era una obviedad que no sucedería, tanto el 1º de febrero en el Legislatura cordobesa, como el pasado 1º de marzo en el Concejo Deliberante de la ciudad, el tema se instaló en la previa y fue remarcado por Juntos por el Cambio tras la palabra de los mandatarios. Ocurrió hace un mes, volvió a suceder ahora. No hubo ningún anuncio. Sí hubo críticas.


 Desde el punto de vista legal, de acuerdo a las normas vigentes, Schiaretti y Gill no incumplen en el presente ningún aspecto escrito de antemano en materia electoral. Ambos tienen 90 días para la convocatoria. Schiaretti puede llamar a elecciones desde el 10 de marzo en adelante, ya que el plazo que señala la ley provincial para celebrar el comicio comprende entre 60 y 180 días antes de que expire su mandato. Gill, por su parte, debería convocar entre 45 y 90 días antes de la culminación de su segundo periodo al frente de la Comuna, y con sesenta días de diferencia con cualquier otra elección (por la cantidad de comicios, alguno de estos aspectos nunca se cumple. En los últimos tiempos, las elecciones municipales se han realizado en junio, agosto y septiembre. Tampoco se respetan los dos meses de distancia. El único requisito inalterable es de los 90 días).


 El cuestionamiento opositor va por otro lado, por las condiciones de igualdad en la competencia, sin ventajas para el oficialismo, con tiempo suficiente para encarar la campaña y resolver las candidaturas. El precandidato a gobernador radical, Rodrigo De Loredo, ha señalado que el peronismo cordobés inclina la cancha y juega con el árbitro a su favor al evitar anunciar la fecha. La concejala villamariense del Pro, Karina Bruno, tras el discurso de Gill en el Concejo, subrayó: “El primero que especula con hechos políticos es el propio intendente. El anuncio más importante era decir cuándo los villamarienses iban a elegir su próximo intendente. Y no un anuncio para la dirigencia política y los partidos, sino para que cada ciudadano conociera qué va a pasar en su ciudad. Eso es calidad institucional. Pero lo que ha caracterizado esta gestión es la baja calidad institucional. Y el anuncio más trascendente del año no estuvo y es coincidente con la forma que el gobierno se maneja en este tiempo”.


 Mientras las leyes no cambien, estas son las reglas de juego. Es una materia pendiente en la provincia y en la ciudad, sin dudas. Hay que aspirar a mayor calidad institucional, con la misma certeza que marcan las leyes nacionales en este punto central de la vida democrática. En Nación, las fechas de Paso, generales y balotaje no están sujetas a la voluntad del Presidente. Debería ocurrir lo mismo en Córdoba y en Villa María. La especulación por las fechas está directamente vinculado a los acuerdos políticos entre el Municipio local y el Panal. Sucede ahora, podría suceder en el futuro con otros partidos, es indistinto. Pero insisto, se juega bajo este reglamento. Quien quiera cambiarlo deberá primero ganar las elecciones y luego impulsar cambios de leyes o de mandatos constitucionales. No hay otra manera.


 Ahora, ¿cuáles son las posibles fechas? En lo provincial, una certeza. Serán antes de las primarias nacionales. Se habla de tres posibles: 25 de junio, 2 de julio o 9 de julio. Antes podría ser solo el 11 de junio, ya que el 18 es del Día del Padre y en general no se eligen estos días para celebrar comicios. Más allá del 9 de julio están las vacaciones de invierno. Y el 6 de agosto es muy próximo a las Paso, prevista para el domingo siguiente. El gobernador Schiaretti no solo debe ganar en su provincia para proyectar su candidatura a nivel nacional, sino que además necesita tiempo para recorrer el país y capitalizar ese resultado, si lo consigue.

Por ende, finales de junio o principios de julio asoman como fechas probables para la provincia.


 A nivel local resulta más complicado, por todos los factores mencionados anteriormente. Hay muy pocas fechas probables antes de las primarias, y por eso la política local especula que sería entre las Paso y las generales. Pero nadie descarta que puedan ser antes. Dependerá de la conveniencia del oficialismo, no hay que ser ingenuo. Solo Gill lo sabe, si ya lo decidió. Más allá de las generales nacionales resulta impensado.  
 

Martín Alexis Alanis.

NOTAS RELACIONADAS

Recortada y cambiada, Milei tiene su ley

Si bien falta el trámite final en la Cámara de Diputados, ya que la aprobación de la Ley Bases en el Senado sufrió modificaciones respecto al primer texto sancionado e...

La deuda total del municipio superó los 8.100 millones de pesos

El intendente de Villa María, Eduardo Accastello, reveló los números finales de la deuda municipal tras culminar el Balance 2023. El pasivo llegó a 8.100 millones d...

Los primeros seis meses de Milei

El próximo lunes 10 de junio se cumplirán 6 meses desde la asunción del presidente liberal libertario, o anarco-capitalista como él mismo se define, Javier Milei....

Repartir bienes es la peor práctica del clientelismo

“Las demoras en la distribución de alimentos es motivo de intensas polémicas. No se trata de un caso aislado, ya que el reparto de bienes por parte del Estado nacional es una ...