Tomate: la cocina libre de Gluten

En San Juan al 700, Villa María tiene una cocina libre de gluten. “Nos pone contentos cuando un niño va y no tiene que elegir en la carta las opciones Sin TACC, porque todo está elaborado para él”. De mil maneras, lo narrado sintetiza desde lo que se produce hasta las sensaciones logradas para propios y familias que llegan al lugar.


Se trata de Tomate, el nuevo espacio ubicado ahí donde muchos años disfrutamos de la cocina de Dekura. 
 
En esa casona Mario y Patricio gana rápidos adeptos porque es un proyecto surge alternativo, y contemplando que uno de ellos el celíaco y estudiando en Córdoba se dio cuenta que podía llevar esa experiencia a su ciudad. Primero pensaron en abrir un bar, pero luego sumaron hacer propuesta gastronómica Sin TACC, digamos, para todo el público, público celíaco, en una ciudad que les y nos aparece cada vez más demandante de diferentes ámbitos, estilos y cocinas, como esta que se encuadra en las “saludables”. 

“Cuando volví a vivir acá, no había nada, no, o sea, muy poca oferta gastronómica pura y exclusivamente para celíacos, entonces la idea fue crear un lugar ameno, para todo el público en general, no solamente para los celíacos, sino que el celíaco pueda llevar a todos sus grupos de amigos y familiares y puedan disfrutar, con sus grupos, la vida social del celíaco dentro de un espacio gastronómico”, explica Patricio en el programa Por Puro Placer (FM Centro).

 En esa idea de montar un espacio gastronómico, primó que fuera atractivo al público en general, porque a lo mejor el resto de las personas no se siente muy atraída por ir a un lugar que se especifique libre de gluten, entonces trabajaron en una propuesta con un poquito más de cultura, un poco la cultura de la electrónica, de la música con DJs y que se comparta con eso. 

“Quisimos traer una propuesta de un bar más que se asemeja al tipo de Córdoba y es lo que estamos tratando de lograr y la gente lo recibe bastante bien, por lo menos eso nos comentan”, indicaron, y hasta los comparan con otros territorios cordobeses de la gastronomía actual. El objetivo es tener un ambiente cálido, donde se comparte el gusto por la música electrónica de Mario y Patricio, fomentar un poco el ambiente joven también, un espacio ameno para disfrutar cierta cantidad de tiempo con amigos sin que te quieran estar corriendo, invitando a que la gente se quede, charlando con amigos y más distendido.
 
Sobre el menú, a la hora de armarlo, no resultó sencillo, admitieron los socios, pero cuentan con el chef Nico Funoy, quien también es celíaco, y entonces son ya varias personas que saben del tema y se convierten en custodios de la temática del lugar y tratando de buscar platos y comidas que se puedan asemejar a la a lo que es la cocina tradicional. No, a la cocina sin gluten. Y así avanzan en confeccionar una carta variada, una carta atractiva, con variedad de sándwiches (con bondiola braseada, de lomo, muchas opciones vegetarianas y también veganas), arepas (venezolana y colombiana), que no se encuentran en otros lugares de la Villa, además de pizzas. Hay opciones para personas intolerantes a la lactosa (panes sin lactosa para lo que sea sandwichería). 

“La idea del bar es ser lo más inclusivo posible a todos los tipos de alimentación. De a poco vamos a ir mejorando y agregando más tipos de menús y cosas para poder incluir a todos y que todos se sientan cómodos. El que vaya en el grupo con el amigo que lo lleva a conocer este lugar, esta propuesta, dice me voy a quedar con las ganas y no, no es así”, asegura Patricio. En cuanto a tragos y bebidas, la línea de trabajo en Tomate Cocktail Spot también se postula como muy cuidada, “con dos bachas, porque en una que se lava toda la parte de vajilla libre de gluten que está dentro de la cocina, y otra bacha aparte en donde se lava toda la cristalería que se usa para la  cerveza industrial, por ejemplo”.

La novel sociedad de Mario y Patricio, además, formó parte semanas atrás de la organización del Primer Intercolegial de Cocina Libre de Gluten, junto a la Secretaría de Salud de la Municipalidad y el colegio Rivadavia, con la intención de “seguir fomentando la causa, seguir incluyendo y seguir generando espacios de este tipo, como para que la gente se anime más, se anime a invertir en ofrecer otra variedad de productos y no solo la convencional, sino pasar un poquito a incluir a más personas”. 

Son los primeros pasos, pero no dudan en la idea de involucrarse más y tratar de traer nuevas propuestas, sorprendidos por la respuesta buena de la gente que asiste, y admiten: “Nos gusta mucho la calidad que la gente, del público que va al bar, gente que va a relajarse y va a pasarla bien”. 


 “Nos pone muy felices los mensajitos que nos mandan, más que todo los celíacos, que es como que nos llenan bastante el corazón, porque es como que tiene un mensaje tan espectacular la comida, pero lo más lindo el otro día, por ejemplo, llegó un mensaje único: Lo más lindo de todo es que mi hijo puede elegir de la carta lo que quiere comer”, compartieron. Y también, en ese ida y vuelta con las familias que van, “una vez un nene de 13 (años) que llegó y empezó a ver la carta y se emocionó, estaba emocionado porque era la primera vez, en 13 años que tiene, de que puede ir a un lugar y la madre le pueda decir, che, elegí lo que quieras de la carta, que podes comer todo y no, ¿Puedo comer esto mamá, puedo comer esto mamá? Eso te reconforta mucho”.

NOTAS RELACIONADAS

Por un clásico de la villa

Te gustó. Sí, porque es una hamburguesa que me llena de placer. Es completa, tradicional y actual, moderna, con esa sensación de haber puesto lo que hay que poner para que re...

Menos de un millón de turistas viajaron en el primer “finde largo”

En el feriado por el 17 de junio, que conmemora la vida y lucha del General Güemes, la cantidad de viajeros en todo el país fue muy inferior al año pasado, un 64,3% menos. Suce...

Crece la venta de usados y sigue liderando el VW Gol

El mercado de autos usados experimentó una recuperación en mayo como consecuencia de una combinación de factores que incluyeron bajas de precios, mayor crédito a tasas...

Chipá de origen

Probamos y cruzamos un mate. Feliz.La idea me queda clara al probarlo y Fernando Lanzarotti lo confirma: cuando uno entrega un chipá caliente, espera que le devuelvan una sonrisa. Si, aleg...