OFICIAL $944.5 / BLUE $1445 / MEP $1330.4 / CCL $1331.9 / BLUE VILLA MARIA : $1450,00



Reconvertir el municipio

Con la finalidad de conocer la situación económica-financiera del municipio y su mirada acerca del sector productivo de Villa María y la región, entrevistamos al nuevo intendente municipal, Eduardo Accastello, quién nos recibió a poco de iniciar sus funciones.

¿Puede hacernos un repaso de cómo está el municipio hoy?

Hasta el último momento de la gestión anterior veníamos trabajando en la transición. Requerimos información económica y financiera que no tuvimos, sí de todas las demás áreas. El desencadenante fue encontrarnos con más de 1500 millones de pesos en cheques de pago diferido y una serie de deudas a proveedores, que estamos verificando. A diferencia de lo que ocurrió en 1999 cuando asumí en mi primera gestión, la deuda que tenía el municipio era con el Estado, pero ahora es con el sector privado y muchas comprometidas con cheques de pago diferido de corto plazo.


Recibimos un municipio con deuda y gastos en su máxima expresión e ingresos en su mínima expresión. Con 2020 personas cumpliendo funciones, entre planta, contratados y facturantes lo que nos obligó a tomar decisiones. Y de hecho las tomamos en estos primeros días de gestión. Creemos que este año la ciudad va a tener déficit. Lo que no se entiende es que al 30 de octubre los números arrojaban otra realidad, el balance de corte era uno y cuando fuimos a ver los números eran otros.


Falta mucha información respaldatoria legal. Este desorden no es habitual para una ciudad como Villa María. Hemos tomado decisiones que, aunque dolorosas, eran necesarias.

¿Cuáles fueron esas decisiones?

Primero hicimos una verificación, muchas órdenes de compra no existían. Se planteó una renegociación. Nos encontramos, por ejemplo, con que no teníamos las boletas impresas de tasas de servicio a la propiedad de diciembre. Ingresamos el 10 y ya el 15 deberíamos haber comenzado a cobrar. Servicios sobredimensionados que hemos tomado la decisión de reducir operativamente. Achicar el gasto, aumentar el ingreso, es la consigna.


Los servicios de la ciudad implican más o menos un costo de 650 millones mensuales y la tasa de servicios a la propiedad, solo en emisión, es de 150 millones, de los cuales actualmente se cobra solo el 50 por ciento. No existe antecedente de estos porcentajes de cobranza en Villa María, nunca se pagó menos del 75/80 por ciento. Por tal motivo con la tasa de servicios a la propiedad reunimos 70 millones para afrontar 650. Antes la coparticipación alcanzaba para pagar la planta del personal, hoy no.


Hay una enorme distorsión que hay que resolver. Después tomaremos decisiones en cuanto a empresas que prestan servicios y que tienen un costo significativo en relación a las tasas.


Además, cambiaron el sistema 15 días antes, esto hizo que recién ahora nos estamos adecuando. Tuvimos que migrar a sistemas anteriores. Nos hemos encontrado que solo hay registrados 30 mil vehículos en la ciudad. Este desorden de la política económica en la gestión anterior ha condicionado el inicio de ésta y por eso la emergencia.

Esto en un contexto nacional de restricción financiera

La ayuda la tenemos que plantear en términos de la organización interna que hemos logrado el primer mes. Los próximos seis meses vamos a trabajar en la reducción manifiesta del gasto, la recuperación de los niveles de ingresos de la ciudad y la renegociación de la deuda. Estamos trabajando con la ordenanza de emergencia económica lo que nos va a llevar, calculamos, hasta octubre/noviembre para alcanzar un equilibrio. Contamos también, con una merma de la coparticipación y una sensación clara que a los vecinos hoy les cuesta pagar más.


Las tasas de Villa María son en valor el 50 por ciento de las vigentes en Villa Nueva, o en otras ciudades. Y no es que sea más caro allí, sino que tienen tasas lógicas. Hacía seis años que no se actualizaba el valor de la tierra y las propiedades. Ahora vamos a trabajar con un concepto diferente: una vez que equilibremos cada servicio van a aumentar en proporción de lo que aumenta el ingreso que provenga de los vecinos.


Si hay más ingresos, va a tener más ingresos el proveedor de servicios. Es decir, si pagamos 10 pesos por la recolección de basura, tenemos que recaudar 10 pesos de parte de los vecinos. Es lógico.

Esto va a implicar un fuerte trabajo de comunicación. De explicar las razones por la que se necesita que el vecino cumpla.

Totalmente. Estamos preparando un informe que haremos público. Hay servicios que creemos se puedan reorganizar, por ejemplo, el riego, por el que se tributa más de 50 millones, habrá que revisar y plantear si lo puede prestar el municipio. Hay que volver al equilibrio económico desde el sentido común. La municipalidad es una empresa importante para la ciudad que no puede ser deficitaria.

Al ingresar ¿Se cambió la estructura de trabajo?
Sí, porque imagínate que solamente a los dos meses iniciales de sueldo tuvimos que afrontar el aguinaldo, a esto sumarle los mil millones más de pagos que hay que cumplir entre la deuda y los compromisos bancarios. Es muy significativo.


Hicimos una revisión y encontramos que había 280 personas que no prestaban servicios, que no venían y fue lo que hicimos primero. Agregamos una declaración jurada que tuvieron que completar los secretarios. La misma consta en saber, qué servicios presta el agente, a qué hora, en dónde y quién es el responsable a cargo. Estamos verificando y seguramente habrá algunos más que no estaban en sus puestos.


No se exigía cumplimiento de horario. Esto nos va a dar la posibilidad de pasar el plantel a 1500 personas en el mes de mayo, lo que también nos permitirá pagar mejores sueldos. Yo dejé el municipio con 800 personas entre planta y contratados. Ha crecido la ciudad y los servicios, pero no en relación para que justifique tener hoy 2020 personas.

¿Cómo ves a Villa María en el ámbito productivo y cuál crees que es el rol del municipio en esta etapa?
Villa María está en un buen momento. Tuvo el mérito de crecer por su propia innovación, talento y se encontró con experiencias productivas interesantes.


Apuntamos a que sea la ciudad de la innovación y de la creatividad. Queremos que vaya hacia ese lugar. Creemos que es la etapa del crecimiento desde el sector privado. Ya tomamos las primeras acciones, destrabamos las metodologías de obstrucción que había, entre otras, para el desarrollo de sectores industriales y comerciales.


Eliminamos áreas y creamos, como en el Ministerio, la MEULPI que permite dar velocidad a la radicación y habilitación de loteos. Ya logramos habilitar uno que hacía cuatro años estaba paralizado. Le imprimimos una velocidad importante a todo lo que tiene que ver con conectividad, modernización, digitalización. He pedido que en seis meses no haya más papel en el municipio, que el empresario pueda tener una relación directa y digital, lo mismo con los vecinos.


Tendremos una fuerte vinculación con el sector privado y de hecho lo estamos haciendo. Se están estimulando muchos proyectos. Nos hemos reunido con representantes del Banco de Córdoba, con el fin de buscar instrumentos financieros bancarios y no bancarios para impulsar proyectos de desarrollo privados y mixtos. Esas nuevas herramientas nos van a permitir el desafío de trabajar en el nuevo Parque Emprendedor, en regularizar la situación de las industrias lácteas que requieren instalación, pero también que se cumplan las condiciones ambientales.


Hay grandes expectativas con las industrias del sector del conocimiento. Estamos tratando de conseguir un espacio para el clúster cercano a las universidades, al talento creativo.


Existen empresas importantes a nivel nacional e internacional que quieren radicarse en la ciudad. Nuestra región tiene un potencial muy importante en cuanto a la competitividad, por lo que estamos planteando que para llegar a esa instancia debemos hacer una trading regional, que ya lo vimos con los intendentes de la zona. Para que sea nuestra y salir a venderla al mundo desde nuestra zona. Somos el PBI más importante del interior, si tomamos un radio de 50 kilómetros a la redonda. Necesitamos impulsar fuertemente a las empresas que tienen proyectos e ideas.


Tenemos grandes iniciativas privadas. Si a esto lo transformamos en un gran centro de innovación, conectividad y creatividad vinculamos el tema de los ecosistemas productivos.


Crear un parque emprendedor en Villa María y con herramientas financieras que se dispongan para financiar el sector productivo y del conocimiento. Otra cuestión es la logística, que en el mundo es un negocio diferencial para poder competir y allí somos muy competitivos.


Lo que queremos es fortalecer al comercio y a la industria local, que se puedan posicionar en otro mercado, el digital. Lo logramos en Córdoba, ahora tenemos que hacerlo aquí. Lo que puede lograr el comerciante cuando entiende que tiene una tienda digital, se va a su casa y sigue vendiendo, es importante. Hay que preparar a Villa María para que sea competitiva en este sentido.


¿Qué se está planificando para los comerciantes?

Todo. Estamos trabajando con el equipo. En este aspecto aplicamos desde el Ministerio dos programas “Ofertón” y “Tiendón”. Es darle herramientas al comerciante que no tiene, o no sabe, o no puede, hacer una tienda digital. Le armamos una en forma gratuita y eso queremos replicarlo acá.


Con mayor conectividad le vamos a dar a todos los comerciantes la posibilidad de tener su tienda digital y haremos ofertones desde Villa María para toda la Argentina, porque de esa manera un pequeño negocio se da cuenta que puede vender por otro canal. Vamos a incentivar el comercio.

NOTAS RELACIONADAS

Las reformas necesarias

El Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA) es un centro de estudios independiente, especializado en la temática del mercado laboral; el sistema educativo y de capacitaci&oacu...

Una nueva era organizacional

 Los cambios que están sucediendo en forma global y en especial las consecuencias pos pandemia, están influyendo fuertemente en las organizaciones. Se visualiza la necesidad de...

Cómo funciona un país dolarizado

Eric Vinueza Freire es economista, vive en una ciudad satélite de Guayaquil, Samborondón, en Ecuador, país dolarizado desde el 9 de enero de 2000. Hace 13 años que tra...

Un sello de triple impacto

El crecimiento exponencial de las Pymes no es ajeno a la coyuntura global en términos socio económicos y ambientales. Casualmente los especialistas distinguen con creces un mayor in...