Casas y obras para relanzar la gestión

Casas y obras para relanzar la gestión

El discurso del intendente interino Pablo Rosso, en el marco del primer informe de gestión del año en el Concejo Deliberante, no tuvo sorpresas pero sí novedades. La expansión de la obra pública local se convierte -otra vez- en la gran apuesta del oficialismo para intentar revertir en el segundo semestre la mala imagen que dejó en la comunidad la cuarta prórroga de licencia de Martín Gill. ¿Alcanza? Eso lo dirán luego las encuestas y más adelante las urnas.

 Por lo pronto, el Departamento Ejecutivo Municipal (DEM) enfoca su estrategia de gestión (y de campaña también, por qué no) en la ejecución de obras nuevas y otras ya anunciadas, inclusive en la zona céntrica de la ciudad con la refacción de Plaza Centenario y Túnel Hermanos Seco y la construcción del centro comercial a cielo abierto en calles Corrientes y San Martín.

 Rosso tuvo un discurso de una hora y diez minutos frente a los concejales, en el cual la mayor parte del tiempo se lo llevó la enumeración y descripción de las obras iniciadas y por iniciar. La más importante, por la demanda permanente de la sociedad, son las 500 viviendas prometidas para los próximos meses a través de diferentes programas nacionales, provinciales y municipales. 

 Al culminar la exposición, que fue acompañada por imágenes en una pantalla gigante, el jefe comunal interino dio más detalles en rueda de prensa: “Teníamos que ser responsables en el anuncio, hay una gran demanda de viviendas de distintos actores. Ya tenemos listo para realizar un empadronamiento que nos asegure información actualizada. Y hay un compromiso del Gobierno nacional de dotar fondos necesarios para hacer la infraestructura de 23 hectáreas, que van a tener 323 lotes. El compromiso del ministro (Jorge) Ferraresi fue generar 323 viviendas. Además, se suman a las 47 de barrio Evita, que se agregan a 72 de un edificio (NdR: en el estacionamiento de la Terminal de Ómnibus), a las 38 de la Provincia (a través del programa Lo Tengo) y a las 20 que haremos nosotros (con recursos propios)”.

 Los anuncios de viviendas siempre generan expectativas en la comunidad ante la inmensa necesidad de unidades habitacionales. Pasa en Villa María y en cualquier localidad pequeña o grande del país. Además, la construcción dinamiza la economía y genera mano de obra. 

  La puesta en marcha de programas habitacionales motoriza la economía y soluciona la problemática de cientos de familias. No obstante, la cantidad de viviendas anunciadas trae consigo sus riesgos. El plan 400 Viviendas llevó varios años de construcción y múltiples reclamos de los vecinos en esos tiempos por las demoras en las obras. Ni hablar de las 250 Viviendas, que aún no fueron culminadas luego de ¡11 años! de iniciada la obra. Mejorar la gestión de los proyectos permitirá torcer el rumbo de planes ambiciosos, que luego demoran años en culminar.

 Rosso también anunció la duplicación de las bicisendas, la construcción de más playones deportivos en los barrios, dos parques infantiles, pavimentación en distintos sectores e intervención de cuatro arterias claves como Larrabure, Alem, Sucre y Deán Funes. También mencionó la recuperación de los gabines en barrio Las Playas y las reformas de los centros de salud, entre otras obras.

 El intendente interino destacó además el trabajo realizado por el área sanitaria en el contexto de pandemia y ponderó la vacunación de más de 40 mil villamarienses. También destacó el aporte económico del Municipio a los sectores afectados por las restricciones. “Agradezco tanto esfuerzo en comunidad, ahora vemos una salida en el mediano plazo”, afirmó en el recinto legislativo.

 En el tramo final del discurso lanzó una frase en clave política: “Este es un proyecto que no se basa en un nombre propio”. No hubo que ser un experto en materia política para entender que fue una respuesta a las críticas que despierta la interminable licencia de Gill. La apuesta es tapar con obras públicas los desaciertos en materia institucional. Estas hipótesis/ estrategias verán su eficacia en las próximas elecciones municipales. Allí los ciudadanos aprobarán o no la gestión de este tiempo. La evaluación del voto tiene varios factores, jamás se reduce a uno solo. Pero para ese momento falta mucho. Aún debe correr mucha agua por debajo del puente. 

NOTAS RELACIONADAS

Gill le ganó a Acastello y Juez les ganó a todos

Sin pegar un solo afiche propagandístico, con apenas un par de visitas a la ciudad en el marco de la campaña electoral, el “juecista” Luis Juez les ganó a dos grandes aparatos peronistas y a la estr...

Qué se juega en las Paso: una lectura posible

No hay hechos, solo interpretaciones, pensó Friedrich Nietzsche en el siglo XIX y cambio para muchos la historia de la filosofía. En política no hay dogmas, hay pragmatismos e interpretaciones constante...

Las Paso ¡a todo o nada para Gill y Accastello!

 Como si fuera una elección ejecutiva, las Paso en Villa María se muestran como un todo o nada en el peronismo local. No en la ciudadanía, que en términos generales exhibe una enorme apatía respe...

Se calienta la campaña: fotos, villas y (más) diputados

A pesar de la apatía generalizada, la campaña electoral toma temperatura por la sucesión de polémicas en el plano nacional y local. Por ahora, en la provincia reina la calma más allá de algunas frase...

MÁS LEÍDAS