OFICIAL $944.5 / BLUE $1445 / MEP $1330.4 / CCL $1331.9 / BLUE VILLA MARIA : $1450,00



Cuando jugar también es cuidar el medio ambiente

Cuando jugar también es cuidar el medio ambiente

Poner en práctica la conciencia ambiental ha sido un tema que se hablaba sólo entre grandes. Pero, en el último tiempo, los grandes entendieron que los chicos son la base que puede cambiar el mundo a través de la educación ambiental; y una herramienta útil para concretar eso son los Juguetes Ecológicos. Se avecinan las fiestas, y es una buena oportunidad para obsequiarlos y que los chicos aprendan a cuidar el ambiente mientras se divierten y expanden su imaginación.

 Los juguetes ecológicos son aquellos que están fabricados con materiales naturales (algodón, lana, corcho, bambú) o reciclados como el cartón o la madera, haciendo que su vida útil sea prolongada. A su vez son una opción saludable, ya que no contienen productos químicos tóxicos como ftalatos y BPA, que sí están presentes en algunos juguetes de plástico. A contracara, cerca del 90 % de los juguetes que están en el mercado son de plástico, un material producido a partir de combustibles fósiles que al desecharse se fragmenta en pequeñas partículas llamadas microplásticos, causando toxicidad en los ecosistemas y al ser ingeridos por animales.

 Para que un juguete sea ecológico debe reunir algunas condiciones, que deben figurar en las especificaciones o características del producto al momento de adquirirlo. En este sentido deben estar elaborados con materiales ecológicos, biodegradables y sostenibles, como ser madera, bambú, corcho, algodón o caucho. A su vez deben ser teñidos con tintes naturales sin aditivos químicos; su embalaje también debe ser ecológico y no deben contener pantallas, luces y sonidos; ya que eso supone el uso de pilas o baterías que son tóxicas para el ambiente. Deben ser juguetes duraderos, para alargar el ciclo de uso y su proceso de producción debe realizarse optimizando la energía, materia prima, almacenamiento y transporte.

 Cuando un juguete ecológico llega a las manos de un niño no sólo es el comienzo de un nuevo juego, también es el puntapié de una experiencia didáctica que promueve el desarrollo intelectual y el aprendizaje desde una perspectiva ambiental, para entender la importancia de cuidar el entorno natural, crear conciencia sobre la generación de residuos y el reciclaje a partir del uso responsable de los juguetes.

 De producción nacional hay muchas opciones. Emprendedores que sueñan con dejar un mundo mejor del que tenemos crearon juguetes innovadores que buscan abrir espacio a la creatividad, promoviendo al mismo tiempo la educación ambiental. 

 Uno de ellos es Awibi, una propuesta que surgió durante la pandemia de la mano de dos hermanas mendocinas. Sus productos, inspirados en la naturaleza, tienen como material de base la madera, que en su mayoría proviene de la poda del arbolado público. Entre los juegos que ofrecen están las cajitas Awibi, una propuesta de juego no estructurado, con materiales y piezas que fomenta el juego libre; no hay reglas ni instrucciones, sólo la imaginación del niño que la recibe y se pone a jugar con ella.

 Bo-Tito Ecoguardián surgió en 2015, a partir del interés de una pareja santafesina de reciclar envases y tapitas plásticas. Bidones, botellas de shampoo y tapitas de gaseosas son los elementos que le dan vida a este robot de juguete sustentable, totalmente articulado y altamente resistente. El objetivo de sus creadores es mostrar que las partes del robot son las que se descartan a diario y cuán importante es su reciclado. Hay diversas opciones y tamaños, para todos los gustos y edades. 

 La marca cordobesa Ondulé brinda una alternativa económica al ofrecer juguetes elaborados en su totalidad con cartón reciclado. El objetivo de la firma es fabricar juguetes interactivos de triple impacto (económico, ambiental y social) que despierten la imaginación y creatividad de los niños.

 Un juguete con luces, música y con movimiento sin duda es llamativo. Pero la posibilidad de jugar con cartón, tapitas y piezas de madera, permeabiliza la importancia de cuidar el medioambiente con el desarrollo intelectual de los niños, a partir del uso de la imaginación y creatividad; dos pilares claves para que los chicos puedan desenvolverse y resolverse por sí mismos. En estas fiestas, regalemos la opción de cuidar el planeta...es el único que tenemos y merece ser cuidado.

Sitios web de las marcas:

NOTAS RELACIONADAS

Inteligencia artificial y tecnología láser al servicio de la agricultura

En tiempos donde el compromiso con el medioambiente es una materia pendiente en la agenda productiva, la inteligencia artificial y la tecnología láser buscan ganar terreno, para plantarse como una altern...

Repelentes naturales para reforzar la protección contra los mosquitos

Tras el inicio de El Niño, las precipitaciones abundantes en gran parte del territorio argentino trajeron el desborde de los cuerpos de agua, facilitando la rápida proliferación de mosquitos; y con ello...

Resistencia a los antibióticos: una amenaza que se propaga

Cuando Alexander Fleming descubrió la penicilina, fue uno de los hallazgos más importantes de la Medicina que permitiría salvar a millones de personas de las infecciones bacterianas. Sin embargo, el mal...

Economía Circular: la basura no es un estorbo

Alcanza con dirigir la mirada hacia cualquier objeto y saber que su vida útil concluye en la basura. Pero si se rescatara para darle un nuevo uso, volvería a la cadena productiva. De eso se trata la Econ...

MÁS LEÍDAS