Repelentes naturales para reforzar la protección contra los mosquitos

Repelentes naturales para reforzar la protección contra los mosquitos

Tras el inicio de El Niño, las precipitaciones abundantes en gran parte del territorio argentino trajeron el desborde de los cuerpos de agua, facilitando la rápida proliferación de mosquitos; y con ello la propagación de enfermedades como el Dengue y la Encefalomielitis Equina (EE). Si bien hay repelentes comerciales que ayudan a mantenerlos alejados, los repelentes naturales son una alternativa ecológica que refuerza la prevención ante la resistencia que demuestran los mosquitos.

Según datos oficiales, durante el 2023 se detectaron 132.000 casos de Dengue y 75 muertes, en tanto para la EE se registraron 1.300 casos positivos y dos decesos. Ambas son enfermedades virales estacionales, asociadas a la abundancia de las especies del mosquito Aedes aegypti y Aedes albifasciatus respectivamente, que actúan como principal vector. Por este motivo los brotes suceden en primavera-verano, en zonas húmedas y templadas. Cabe aclarar, que el humano se contagia a través de la picadura de un mosquito que previamente picó a un caballo o a otra persona infectada con el virus.

Como primera medida se debe erradicar los criaderos de mosquitos, vaciando cualquier elemento que acumule agua (neumáticos, baldes, juguetes, tachos de basura), ya que en ellos los mosquitos depositan sus huevos. Además es fundamental el uso de repelentes, que al aplicarse sobre la piel y ropa interfiere con los receptores químicos de los insectos, impidiendo que piquen la piel. No lo matan pero lo mantienen alejado de la zona donde se aplicó el producto. Los repelentes de origen natural, están elaborados a base de aceites esenciales de diversas plantas, flores y hierbas aromáticas, y desprenden aromas que resultan desagradables para estos insectos.

El aceite de eucalipto de limón, se prepara mezclando una parte de este aceite con diez partes de aceite de girasol; y aplicándolo sobre la piel. Su efecto repelente puede durar hasta seis horas. No hay que confundirlo con el aceite esencial del mismo nombre, que es un destilado de hojas y tallos de dicha planta, no recomendado como repelente.

Otra opción son las flores de lavanda machacadas, que liberan un aceite apto para aplicar directamente sobre la piel, especialmente en tobillos y brazos que son las zonas más sensibles a las picaduras. Además, la lavanda tiene propiedades analgésicas, antifúngicas y antisépticas, que ayudan a calmar y suavizar la piel. 

El aceite de canela es muy útil como repelente de mosquitos adultos y para matar a los huevos. Su preparación consiste en hervir medio litro de agua con cinco ramas de canela durante diez minutos. Una vez que enfrió se cuela el agua y se mezcla con una cucharada de aceite para bebés; quedando listo para rociar sobre la piel.

El aceite de tomillo es muy eficaz; y se debe preparar combinando cuatro gotas de aceite de tomillo por cada cucharadita de aceite de oliva o jojoba. El clavo de olor con el componente activo eugenol, protege de las picaduras de mosquitos por más de 90 minutos, utilizando una loción al 10%.

Un repelente muy útil es el aceite esencial de limón, que por su aroma cítrico aleja a los mosquitos. Se deben mezclar 40 gotas del aceite esencial en 200 ml de agua y emplear un pulverizador para rociar la piel. También puede usarse en el hogar, dejando un olor fresco todo el día. 

La infusión de albahaca también mantendrá alejado a los mosquitos. Para prepararla se debe hervir 500 ml de agua y agregar dos cucharadas de albahaca seca, dejar reposar cuatro horas, colar y utilizarla con un atomizador.

Los mosquitos se sienten atraídos por los aromas de la piel, que se desprenden de las sustancias químicas que produce el cuerpo, como también las generadas por las bacterias que habitan la piel. Algunas personas huelen de forma más tentadora que otras para los mosquitos.El sudor, la ropa oscura y la luz también son atractivos para estos insectos. 

Otro aspecto importante que contribuye a mantener lejos a los mosquitos es contar con plantas como el laurel, menta, bergamota e incluso las mencionadas en párrafos anteriores. Si bien no son efectivas por sí solas porque la concentración de los compuestos repelentes es baja,  si las ubicamos en ventanas, balcones o en el jardín del hogar, contribuyen a ahuyentar estos insectos.

Las epidemias de enfermedades transmitidas por mosquitos siguen avanzando a pasos agigantados, razón más que suficiente para reforzar el cuidado de nuestra salud, más aún en esta temporada de calor y lluvias, para reducir al máximo la escalada de estas enfermedades.



NOTAS RELACIONADAS

Resistencia a los antibióticos: una amenaza que se propaga

Cuando Alexander Fleming descubrió la penicilina, fue uno de los hallazgos más importantes de la Medicina que permitiría salvar a millones de personas de las infecciones bacterianas. Sin embargo, el mal...

Cuando jugar también es cuidar el medio ambiente

Poner en práctica la conciencia ambiental ha sido un tema que se hablaba sólo entre grandes. Pero, en el último tiempo, los grandes entendieron que los chicos son la base que puede cambiar el mundo a tr...

Economía Circular: la basura no es un estorbo

Alcanza con dirigir la mirada hacia cualquier objeto y saber que su vida útil concluye en la basura. Pero si se rescatara para darle un nuevo uso, volvería a la cadena productiva. De eso se trata la Econ...

MÁS LEÍDAS