Licencia: Gill busca un milagro de Navidad

Licencia: Gill busca un milagro de Navidad

Semana de mucho ruido y pocas nueces en materia política; pero con explosión de casos de coronavirus y centros de testeos abarrotados. Una víspera de Nochebuena atípica, con buen movimiento comercial e incertidumbre en lo institucional y sanitario. Así de imprevisible cierra el 2021, y todavía resta una semana para  la llegada del 2022.

 El Municipio vive horas de incertidumbre y desconcierto ante la barrera que hoy encuentra Martín Gill en el Concejo Deliberante para prorrogar su licencia por 6 meses más y continuar así en la Secretaría de Obras Públicas de la Nación. A Gill no le interesa ser intendente, ya lo ha demostrado en este tiempo, aunque terminará retornado a la ciudad sino encuentra los votos necesarios para dicha extensión. “No habrá renuncia ni elecciones”, repiten sus funcionarios más cercanos una y otra vez. 

 El propio Gill había señalado la semana anterior que el jueves (día habitual de las sesiones en el Concejo) sería la fecha clave para enviar el proyecto o no al cuerpo deliberativo. Finalmente no lo hizo, aunque ello no significa que haya desistido y retome la intendencia el martes 28. Sus funcionarios dejaron trascender que continuarán las negociaciones con los diferentes espacios políticos para alcanzar un acuerdo que le permita continuar en el Gobierno nacional.

 El proyecto no se presentó esta semana ante la segura derrota en el recinto legislativo. Hoy, el conteo es 8 a 4; 7 a 5 en el mejor de los casos. Muy lejos de los siete que necesita para extender la licencia a partir de la polémica interpretación del Artículo 124 de la Carta Orgánica Municipal. Solo tiene los votos de las tres concejales que pertenecen al gillismo (Verónica Vivó, Paula Miozzo y Claudia Arias), más Julio Oyola, que en las últimas elecciones legislativas apoyó la lista de Hacemos por Córdoba. 

  Por el rechazo, todo el bloque de Juntos por el Cambio. Los radicales Luis Caronni y Romeo Benzo, más los macristas Karina Bruno, Carlos Primo y Natalia González. Entre los cientos de rumores de los últimos días, algunos actores de la política local señalaban que había negociaciones entre el Pro y el gillismo. “Son malos intencionados, no hay nada de eso. Siempre votamos en contra las licencias y lo volveremos a hacer si se presenta el pedido”, le dijeron a este periodista desde el espacio opositor. El referente local del macrismo, Darío Capitani, también lo manifestó en varias ocasiones ante los medios de comunicación. Tomar otro camino significaría dilapidar su capital político. En efecto, los dos radicales más los tres del Pro son cinco votos en contra.

 El pasado miércoles por la noche hubo una reunión interna del accastellismo y allí se ratificó lo que días atrás se había hecho público. También votarán en contra. Desde Somos dejaron trascender un supuesto llamado de Gill al propio Eduardo Accastello para retornar las negociaciones, pero el convite fue rechazado de plano. El Ministro de Industria de la Provincia tiene el aval del gobernador Juan Schiaretti en esta decisión y no dará un paso hacia atrás con semejante respaldo. En la estricta matemática, dos votos más significan siete en el poroteo previo a la sesión. 

 Y en el punteo falta el voto del presidente del cuerpo, Carlos De Falco. Fuentes cercanas al edil señalan que “hoy es más no que sí”, en función que reclamó fuertes cambios en la Municipalidad para acompañar el proyecto, cambios que el gillismo no estaría dispuesto a resignar. Además, De Falco también apoyó la lista del gobernador Schiaretti en las últimas elecciones y el Gobierno provincial ha dejado en claro con acciones y expresiones en off de record que esta vez no apoyaría el pedido de licencia. “Fue candidato de otro espacio político, ya no hay más licencia. O vuelve o convoca a elecciones”, sentenciaron desde el schiarettismo. En efecto, si De Falco se pronuncia por el no, el resultado sería 8 a 4; si se pronuncia por el sí, 7 a 5. 

 ¿Por qué el gillismo extiende unos días más las negociaciones si hoy los votos parecen inflexibles? Porque entienden que “hay una mínima chance”, según dejaron trascender sus principales alfiles, aunque no indicaron cuál ni con quién. La decisión de presentarla antes de las 10 de la mañana del jueves estaba tomada, para que luego pudiera tratarse sobre tablas. Sin embargo, el proyecto nunca llegó. Esperan que las últimas negociaciones entre Nación y Provincia puedan torcer el rumbo durante el “finde” de Navidad. ¿Tendrá su “regalo” Gill o volverá a la intendencia para cumplir el mandato hasta 2023?

 La ciudad vive un descalabro institucional hace dos años y sus actores no tienen ninguna intención de remendarlo. Por el contrario, quien seguir extendiendo un mecanismo forzado de licencias que después se evidencia en la gestión diaria. Mientras tanto el Covid con su nueva variante también impacta en la ciudad, con largas colas en los centros de testeos y aumentos de casos. Y a horas de la Navidad, que apenas será un respiro antes de la última semana del año que tendrá al Concejo Deliberante como protagonista, si se presenta el pedido de prórroga de licencia (allí se definirá por sí o por no); o al propio Martín Gill, reasumiendo el cargo, sin presentar licencia ante la falta de votos que lo acompañen. 
 A esta altura nadie cree que formulará la solicitud ante el cuerpo legislativo para afrontar una segura derrota. “Si no tiene los votos, no entra”, repiten en la oposición. “Queremos dejar expuestos a los que dicen que no”, retrucan desde el gillismo. “Nosotros no lo acompañamos más”, afirman desde el accastellismo. La paz navideña solo está en los saludos, nunca en la política. 

NOTAS RELACIONADAS

Danza de nombres, dudas y desconfianzas

Mientras la mirada de la sociedad respecto a la política se concentra en las internas del Gobierno nacional y las críticas en torno al aumento constante de precios, en el ámbito local oficialismo y opos...

Censo: ¿se recupera el Gobierno?

  El Gobierno nacional asegura que el censo ha sido “un éxito” y ahora aguarda por un cambio en la percepción generalizada de la población respecto a la marcha de la gestión, que muestra más ...

¿Una disputa electoral de tres tercios?

  La última encuesta de Zuban-Córdoba encendió todas las alarmas en las fuerzas mayoritarias. Según esos números, publicados días atrás, ya no son dos, sino tres, los espacios políticos que pu...

El candidato sale de las universidades

  Para el gillismo, los posibles candidatos a intendente de Villa María son dos: Luis Negretti o Pablo Rosso. “No hay más”, confió una fuente que transita los pasillos del palacio municipal con...

MÁS LEÍDAS