OFICIAL $944.5 / BLUE $1445 / MEP $1330.4 / CCL $1331.9 / BLUE VILLA MARIA : $1450,00

Llaryora, el factor de unidad del PJ local

La candidatura a gobernador de Martín Llaryora es el único factor de unidad que asoma hoy en el PJ local. En un escenario de división permanente, con críticas cruzadas entre unos y otros (más en off de record que en on, aunque ahora sí se disparan indirectas públicas), el sanfrancisqueño logró subir al mismo barco a todos los actores importantes de cara a las elecciones provinciales del 25 de junio.


 De hecho, hoy estarán todos los sectores internos en el Club Ameghino cuando el intendente de Córdoba capital encabece el primer acto de la campaña de Hacemos Unidos por Córdoba en Villa María. Luego cruzará el charco y participará de una peña organizada por el PJ villanovense, que también logró la unidad en torno a su candidatura y además cerró filas detrás de Franco Graglia luego de semanas de extrema tensión. 


 La diferencia entre Villa María y Villa Nueva, en materia electoral, radica en el momento de las municipales. La capital del departamento San Martín elegirá el nuevo intendente más adelante, la vecina ciudad lo hará el mismo día que la Provincia. Al peronismo villanovense no le cabía otra opción que encontrar la unidad para retener la intendencia y además traccionar votos para la candidatura de Llaryora (incluso el propio Natalio Graglia también estará en la boleta, en este caso como candidato a legislador departamental); en cambio, al peronismo de Villa María no le cabía la misma urgencia. La naturaleza de los comicios son distintos y, por ende, las negociaciones internas también lo son. Esta tensa calma terminará el mismo 25 de junio a la noche, sin lugar a dudas.


 En el acto partidario estarán los gillistas, accastellistas, schiarettistas, delasotistas y afines. El único sector peronista que no dirá presente serán los kirchneristas duros, que apoyan la candidatura de Federico Alesandri y Gabriela Estévez (la diputada nacional estará en la ciudad el próximo lunes). El resto tributará electoralmente para Llaryora. Por necesidad o convicción, todos terminaron jugando en el mismo equipo. El problema, sea cual sea el resultado provincial, vendrá más adelante. Todos quieren imponer sus candidatos. 


 Y si bien ya hay disidencias marcadas en torno a modos de resolver nombres, lugares y demás, la discusión se profundizará entre los meses de julio y agosto. El presidente del Concejo Deliberante, Pablo Rosso, uno de los que expresó su intención de ser candidato a intendente, dijo esta semana que los comicios serán hacia fines de septiembre. 


 El único domingo probable, de ser así, es el 24. Por ende, el intendente Martín Gill debería firmar el decreto de convocatoria el 24 de junio, el mismo día de cierre de listas para las Paso nacionales y un día antes de las provinciales. Podrá ser, en definitiva, unos domingos antes o unos después, pero los plazos que marca la Carta Orgánica Municipal (COM) ya no dejan demasiados domingos disponibles.


 Gill ha dicho en las últimas horas que las candidaturas deberán resolverse a través del diálogo y el consenso. “No se trata de encuestas o de miradas sectoriales, si todos nos sentamos alrededor de una mesa como lo estamos haciendo ahora con Martín (por Llaryora), no me cabe la menor duda de que vamos a lograr un triunfo contundente”, le dijo el intendente villamariense al diario Puntal. En cambio, el ministro de Industria de la Provincia, Eduardo Accastello, que también muestra intenciones de participar activamente, afirmó que las encuestas lo ubican por encima de cualquier otro dirigente y reclamó encabezar la boleta peronista. Uno pide consenso, otro encuestas.


 Gill no puede ser candidato y Accastello sí. Allí radica una diferencia importante en las negociaciones. Ninguno de los posibles candidatos que ofrezca el jefe comunal muestra números como para “cantarle truco” al propio Accastello. Sin embargo, en el acuerdo con la Provincia, el mandatario villamariense habría arreglado designar el candidato y obviamente tachó a su antecesor. Fuentes provinciales aseguran que el Gobierno de Schiaretti “ya le cumplió a Eduardo”, ubicando a su esposa, Verónica Navarro, en el octavo lugar de la lista sábana y, por ende, “no tiene más nada que pedir”.


 El resultado de las elecciones provinciales, sin dudas, determinará el modo de negociación y los nombres. No es igual en un escenario de triunfo provincial, que en un escenario de derrota. Además, en el plano nacional, el gillismo retornará al Frente de Todos (lo blanqueó esta semana el intendente de Cintra, Enrique Méndez Paz, uno de los tantos jefes comunales que responde al villamariense) y no acompañará la aventura nacional del gobernador Juan Schiaretti. ¿Este factor puede complicar la negociación local en un futuro? ¿O los acuerdos previos a las provinciales se respetarán?


 Por lo pronto asoma el 24 de septiembre como fecha probable para las elecciones municipales y con varios candidatos sobre la mesa en el oficialismo: Rosso, Accastello, Juan Pablo Inglese, Marcos Bovo, Eduardo “Tati” Rodríguez, José Carigano y Nora Bedano. Por ahora los une Llaryora, después del 25 los desunirá absolutamente todo y antes del cierre de listas volverá a primar la unidad. Salvo una catástrofe, esta película ya la vimos.
 

Martín Alexis Alanis.

NOTAS RELACIONADAS

El segundo semestre

La expectativa por un mejor segundo semestre data del año 2016 tras aquel recordado anuncio de recuperación económica que (casi) nunca llegó en los años de Maur...

Pacto de Mayo: posibilidades y límites

Se habló mucho sobre el Pacto de Mayo, una propuesta que formuló el Presidente Javier Milei en la apertura de sesiones en el Congreso de la Nación allá por el 1º ...

Uber en Villa María: debate abierto

El anuncio de la llegada de Uber despertó el debate inmediato en la ciudad, puntualmente en el sistema de taxis y en la clase política. También en los medios de comunicaci&oa...

Accastello va al Concejo para su primer informe de gestión

El intendente Eduardo Accastello hablará por segunda vez en el año ante los concejales de Villa María, esta vez para cumplir el mandato de la Carta Orgánica Municipal ...