La campaña en medios: ¿Qué se va a escuchar?

La campaña en medios: ¿Qué se va a escuchar?

Si bien el calendario electoral para la segunda parte de la campaña arrancó el pasado 30 de septiembre, la ciudadanía lo notará con mayor claridad el próximo domingo 10 de octubre cuando inicie la propaganda política en medios de comunicación social. Serán 33 días de campañas muy intensos en radios, televisión y medios digitales, que culminarán en la veda electoral (12 de noviembre).

 En general, la población le presta escasa atención a spots que dicen poco y nada, aunque sí permiten comprender que nos encontramos en medio de un proceso electoral que otorgará 127 bancas en la Cámara de Diputados y 24 en la Cámara de Senadores. La propaganda ha girado hacia la publicidad, con técnicas del marketing para instalar candidatos o mensajes. Además, el escaso tiempo disponible atenta contra la configuración de una idea contundente.

 Por eso, la mejor manera de entender lo que cada partido o frente promete a la ciudadanía es escuchar o leer las palabras de los candidatos o referentes partidarios. Para aquellos más habituados a la política, resulta casi un ejercicio diario que no requiere ningún esfuerzo. Para otros, tal vez sí requiere un esfuerzo adicional en lecturas de artículos, notas en radios o televisión. La mejor manera de enfrentar una votación y no dudar en el cuarto oscuro es la (buena) información. 

 En efecto, y enfocándonos en la provincia de Córdoba, trataremos en esta columna de acercar al lector lo máximo posible al mensaje que las tres principales fuerzas comunicarán en los spots de campaña; y con más exposición en entrevistas o posteos en redes sociales. Una aproximación al discurso político, en su faz más elocuente y visible.

 En primer lugar, Juntos por el Cambio intentará reforzar su perfil hiper antikirchnerista. En las Paso ganó “la versión más fuerte de Cambiemos” encabezadas por Luis Juez y Rodrigo de Loredo. También buscarán ligar la gestión nacional con la provincial para evitar la fuga de votos hacia Hacemos por Córdoba, que también vigorizó su discurso anti K a la luz de los resultados de las primarias.

 Juez y De Loredo, y el resto del espacio opositor, exhibirán las leyes aprobadas en conjunto por el schiarettismo y el kirchnerismo en el Congreso Nacional y en la Unicameral como lo hicieron de manera incipiente en la primera parte de la campaña. Con el frente interno ya resuelto, el “enemigo” -como lo definió el propio Juez, en un término poco feliz para la democracia- será el kirchnerismo y sus circunstanciales aliados.

 Hacemos por Córdoba, en tanto, además de reforzar este nuevo concepto de “modelo de gestión Córdoba”, que se acuñó en las Paso, disputará el voto opositor cordobés con un mensaje parecido (para no decir idéntico) a Juntos por el Cambio. Tiene lógica desde el punto de vista electoral. Nueve de cada diez cordobeses votan en contra del kirchnerismo. Y también tiene lógica en lo numérico pensando en la octava banca. Si llega a los 30 puntos, seis más que en las primarias de agosto, habrá asegurado tres diputados nacionales. Luego la novena se la disputarán el macrismo y el kirchnerismo, en función de los votos que cada uno obtenga. 

 Schiaretti sabe que el próximo Congreso de la Nación necesitará más que nunca del consenso de los bloques para -primero- alcanzar el quorum en cualquiera de las leyes y -segundo- para aprobarla. Allí los votos de los partidos provinciales, como dijimos en la columna anterior, serán claves en los próximos dos años. Mientras más diputados obtenga, más poder de negociación con la Casa Rosada para transitar sin sobresaltos sus últimos años en la gestión. 

 Por su parte, el Frente de Todos caminará en el mismo sentido que la conducción nacional. “La vida que queremos” y el “Si y el No”, combinados o por separados, permitirán vislumbrar una estrategia confrontativa con el macrismo. Ambos polos, en Córdoba y en todo el país, continuarán en los extremos. En la provincia esta estrategia tiene poco efecto, la mayoría es opositora al kirchnerismo y la amenaza no asusta. Tampoco hay una estrategia de seducción, solo se buscará conservar el 11% que le permita asegurar la única banca en Diputados. Luego, si ese número crece en algunos puntos, el objetivo de pelear por la octava banca estaría más cerca, aunque hoy parece casi un imposible.

 La campaña entrará en su etapa final. El Gobierno buscará revertir en las generales lo que no pudo conseguir en las Paso. El cimbronazo del 12 de septiembre, más el cambio de Gabinete, le permitió sacudir la modorra y ahora se siente revitalizado. La oposición, en tanto, intentará ratificar lo conseguido un mes atrás e incrementar su representatividad en ambas cámaras. Hacemos por Córdoba, finalmente, juega su partido para luego negociar en el futuro todas las leyes. Cada espacio, con sus argumentos, llevarán a los medios su visión de la Argentina. Hay que escucharlos para luego decidir. El domingo largan los avisos y la campaña elevará su temperatura hasta el 14 de noviembre. 

GENTILEZA: www.alamy.es/

NOTAS RELACIONADAS

Gill: ¿diputado o intendente?

 Llegó la primera definición política en la ciudad de cara a las elecciones generales de noviembre. El accastellismo, a través de sus concejales Juan Carlos Cladera y Daniel López, anunciaron pú...

La campaña arrancó con polémica

Oficialmente, la campaña rumbo a las elecciones generales del 14 de noviembre comenzó el pasado jueves 30 de septiembre con el registro de candidatos proclamados en las PASO. En este impasse entre l...

En busca del voto anti-k

En Córdoba, 9 de cada 10 electores votan habitualmente en contra del kirchnerismo. No todos eligen la misma opción opositora, pero el grueso prefiere listas anti-k, de derecha o de izquierda. Y los núme...

Gill le ganó a Acastello y Juez les ganó a todos

Sin pegar un solo afiche propagandístico, con apenas un par de visitas a la ciudad en el marco de la campaña electoral, el “juecista” Luis Juez les ganó a dos grandes aparatos peronistas y a la estr...

MÁS LEÍDAS