El encanto del chocolate

El sabor, el aroma y los sentimientos que genera el chocolate son indescriptibles. Reúne a la familia, marca momentos inolvidables, trae recuerdos de instantes y sabores vividos.

Porque el chocolate tiene “magia”, así lo reconoce Vannia Gómez, titular de Vianne junto a su hija Florencia. Su pasión es modelarlo, trabajarlo, buscar los sabores.

En Vianne se dedican a la producción del chocolate en todas sus versiones: bombonería, venta de figuras, esculturas, tabletas. Siempre están experimentando, innovando, buscando sabores y privilegiando la calidad, lo más importante.

La excelencia en la atención es la premisa, por eso dicen: “Formamos un equipo en donde cada integrante aporta su magia. En el local todo el encanto de Flor y Ayrton en presentación, asesoramiento y manejo de redes sociales. En el taller o ´chococueva´ como le llama Vannia, contamos con el valioso aporte de Bárbara. Nuestro principal objetivo es que el cliente salga feliz de nuestro local”.
También ofrecen una amplia línea de productos delicatessen gourmet. Bazar chic, té en todas sus variedades y presentaciones. Cafés de diferentes partes del mundo.

Marcaron la diferencia desde el primer día que comenzaron con este emprendimiento. Vannia y Flor viajan mucho y de cada viaje traen insumos con los que a Vannia le encanta experimentar sabores nuevos. “Cuando viajo recorro casas relacionadas con el chocolate, con la moldería, con materiales que en el país no hay. Siempre traigo algo nuevo. Detrás del cacao, también llamado “oro negro” hay un universo maravilloso que se descubre al recorrer la industria chocolatera en distintas partes del mundo.
Su gran pasión está en el chocolate, porque asegura que acerca a la familia, reúne. En la pascua, el rito de romper el huevo para que cada uno coma una parte y el coronar una celebración con una caja de bombones, hacen de este noble producto una fiesta.

“Escucho historias de los clientes cuando reciben sus cajas, los momentos que comparten. Hay mucha historia detrás del chocolate. No es un producto más. El consumo de chocolate es de temporada alta todo el año.

Vannia relató: “El proceso de elaboración es muy largo. Desde que se empieza a fundir la cobertura hasta que se convierte en un bombón hay muchos pasos en el medio. Nosotros combinamos estética con calidad y para lograrlo, cada uno de los pasos es minucioso. Nuestro objetivo es cuidar los detalles y temperaturas, para que el producto llegue al cliente tal como sale del taller”.

Una fórmula de película
El nombre de Vianne surge de la película “Chocolate”, protagonizada por Juliette Binoche y Johnny Depp. La misma cuenta la historia de una madre y su hija que recorren el mundo  
llevando a la gente los sabores más deliciosos, en un momento que se pensaba que este placer estaba asociado con lo pecaminoso.

Esa historia tan linda llevó a Vannia y Flor a inspirarse para el nombre de su negocio, “trabajar juntas madre e hija es sueño cumplido”. Flor es quien lleva adelante toda la administración y logística y está atenta al funcionamiento del negocio, desde la compra a proveedores, los productos que se venden, hasta el packaging. Vannia está en el área de producción del chocolate.

Son una combinación perfecta. Vannia pasa sus días en el taller creando, fusionando sabores, haciendo la mejor producción para sus clientes y su hija lleva adelante el negocio en cada detalle.

A esta fórmula de familia se suma la nieta que desde chica está compartiendo momentos con su abuela en el taller. “Esta criada entre chocolates”.

“La persona que está en la parte creativa siempre necesita de la otra, la que piense el negocio y nosotras generamos una simbiosis. Trabajar con mi hija para mí es un sueño”.

Una historia de pasión
Vannia era ama de casa y no tenía ningún tipo de conocimiento en este sector, empezó jugando, experimentando. “Me interesó mucho la historia del cacao, del chocolate y cada vez me fui metiendo más en el tema y descubrí todo un universo. Hacía bombones para los vecinos, experimentaba y regalaba. Me decían que les gustaban mucho, fue así que comencé a crecer dentro de mi barrio y luego pasé a vender. Con el apoyo, valoración e incentivo de mi pareja en ese momento, me animé a continuar por el camino de adquirir conocimiento y dejar volar mi imaginación.

Hace dieciocho años atrás no contábamos con redes sociales, solo ´el boca en boca´ era la mejor publicidad. Hacíamos lo que se nos iba ocurriendo, todo era producto de la imaginación y la creatividad.
Empecé sin conocimiento alguno y fui investigando hasta llegar a encontrar el chocolate que quería. Hoy trabajo con coberturas de alta calidad, de diferentes orígenes.

La cobertura es la palabra mayor, es el grano de cacao emulsionado que se convierte en chocolate. Empecé a incursionar en este mundo, tener mis propios proveedores que muchos son de afuera, como España y Francia. Elegir un tipo de ganache o hasta la marca de dulce de leche. Todo se dio poco a poco y entonces fui definiendo mi propio sabor.

La gente comenzó a reconocer mi producto. Al tiempo vino mi hija de Londres y me plantea la posibilidad del negocio. Era más o menos el 2008. Y fue raro porque no había este tipo de propuestas en Villa María”.

Su hija Florencia relata, “yo pensé: va a ser difícil vivir de este tipo de negocio. Empecé a investigar y vimos que lo podíamos fusionar con otras cosas que se relacionaran. Así anexamos líneas de delicatessen, té en hebras, bazar chic, productos gourmet tales como conservas, cervezas, patés, etc. Empezamos a buscar marcas para de esta manera completar Vianne.”

Un sueño por cumplir 
El proyecto principal de ambas es continuar creciendo en conocimientos, brindar nuevas propuestas y seguir trabajando en familia.

Cuentan que con la pandemia han crecido las ventas. Rescatan la fidelidad de los clientes.

Están proyectando crecer en volumen de producción. Aunque les han propuesto abrir franquicias y puntos de venta en Córdoba, Rosario y Buenos Aires, aseguran que las han rechazado porque prefieren mantener un mercado chico, de una calidad alta y exclusiva. Con una franquicia hay detalles que se pierden. Los productos relacionados con el chocolate son de cuidado ya que su elaboración es muy delicada.

“La magia es la dedicación que le ponemos”.

NOTAS RELACIONADAS

Dos emprendedores locales distinguidos en el programa Naves Federal de Banco Macro

Dos emprendedores locales fueron seleccionados en el programa Naves Federal en la final correspondiente a Córdoba. Ellos son Ruth Picos ( Frulatti) y José Trajtenberg ( Xcapit). En una instanci...

Tres empresas locales en el "top five" de producción láctea

Según un informe de la Organización de la Cadena Láctea Argentina (OCLA), 3 empresas de la región se encuentran en el Top Five de las procesadoras de leche en el país: SAPUTO ((1), PUNTA DEL...

Color y sabor

Saint Paul Peter, ciudadano argentino nacido en Haití, no disimuló la satisfacción que siente por la muy buena marcha de Amor Amarillo, el proyecto que lleva adelante en el corazón céntrico ...

Oddo Group recibió la promoción industrial y se consolida como productora de helados

La firma Oddo Group, industria alimenticia de Córdoba especializada en la elaboración de helados de las marcas Bariloche, Glup’s, Market y La Miguela, recibió este martes los beneficios de l...

MÁS LEÍDAS