Una nueva era organizacional

 Los cambios que están sucediendo en forma global y en especial las consecuencias pos pandemia, están influyendo fuertemente en las organizaciones. Se visualiza la necesidad de nuevas formas de liderazgo y de trabajo en equipo. La experiencia podemos transferirla, en muchos casos, desde actividades deportivas hacia la actividad empresarial. Para hablar de estos temas entrevistamos a Dani Elhelou, Magister en Dirección de Empresas y especialista de desarrollo de potencial de equipos y a Eduardo “Dady” Gallardo, entrenador de las subcampeonas panamericanas de Handball. Quienes además se dedican a la capacitación empresarial en este ámbito.

 Hablamos de liderazgo y las nuevas formaciones de organizaciones en este mundo pos pandemia.

 Elhelou: estamos viviendo una época de muchos cambios. Considero que hubo tres impactos que han marcado las organizaciones: la pandemia y su etapa posterior; la creciente automatización que impulsó cambios en los procesos organizacionales y la inteligencia artificial, que impactó en la vida de muchos de nosotros, y sobre la cual aún no somos conscientes hasta dónde puede llegar. Entramos a una nueva era en la vida de las organizaciones, una era en la que se necesita liderar en entornos complejos. Esto se da, pues no hay personas que hayan tenido antecedentes previos en la gestión de este triple impacto. Eso implica que los liderazgos también requieren cambios de estilos. Años atrás, en los programas de posgrado en las universidades se les preguntaba a los ejecutivos: ¿Qué es ser un líder?, y la respuesta era contundente “es el que dice vamos para allá e influye para que todos vayan en ese rumbo”. Hoy la respuesta cambió, se considera que el líder es quien te orienta en el camino, pero por sobre todas las cosas te acompaña, te ayuda a crecer, y va construyendo el liderazgo desde la vulnerabilidad de no saberlo todo.

Pensando en las empresas ¿Qué paralelismo puede hacer con el deporte?
Gallardo: creo que está totalmente conectado y relacionado porque lo que hacemos es liderar personas. Son pequeñas sociedades, ya tanto las empresas como los equipos deportivos van tras de un objetivo. El liderazgo se va modificando y requiere adaptabilidad en función a los cambios de la sociedad. Como dice Dani, la forma que teníamos para liderar un grupo hace 5 o 10 años atrás ya no es la misma. Lo que hay que mantener, más allá del uso de la tecnología y la conectividad, son las relaciones humanas. Como líderes lo que tenemos que hacer es mantener las relaciones, para eso el contacto visual y la empatía son fundamentales. Hoy los cambios en las personas son importantes en términos de demandas aspiracionales.

¿Es complejo esto para las personas que conducen?
Gallardo: Sin duda las generaciones van cambiando y creo que tenemos que adaptarnos a esos cambios, los tiempos que tienen los más jóvenes son diferentes. Es fundamental poder adaptarnos a eso y ver por dónde llegar. Creo que las relaciones humanas son la clave. El liderazgo va cambiando dentro mismo del staff y los jugadores. Cuando las cosas están bien se da mucho espacio, pero cuando las papas queman es esencial cuidarlo. Cuando las situaciones son más complejas se busca la palabra del líder.

¿El mismo equipo define al líder? ¿Qué características debe tener?

Gallardo: Si, el liderazgo va cambiando de rol. Puede ser el entrenador principal, ayudante de campo o entrenador físico, los equipos tienen sus líderes. Creo que las características tienen que ser las mejores para tu grupo de trabajo y hay un hilo conductor de lo que se quiere. Una identidad en el grupo que se va construyendo. Hay personalidades diferentes que van liderando en algunos momentos. Por ejemplo, hay jugadoras que lideran en el momento del relax del equipo o actividades sociales, otras en el juego, en la actividad física y en el vestuario. Va cambiando el liderazgo.

Elhelou: una característica del líder de hoy es contar con la capacidad de aprender constantemente y de escuchar a sus equipos. Escuchar y desde ahí poder tomar decisiones para ganar un partido. En el mundo empresarial muchas veces el CEO no tiene todas las respuestas, pero es fundamental detenerse a observar y escuchar qué es lo que está pasando. Esas historias que se cuentan los equipos muchas veces condicionan el rumbo de una organización. Del equipo emergen respuestas.

¿Se puede capacitar a una persona para ser líder o es algo innato?

Gallardo: Yo creo que es innato, pero también creo que el líder tiene que estar actualizado y capacitándose constantemente. El aprendizaje es continuo. El día que crees que no necesitas aprender, perdiste. Aprender para poder aprender más, sentirte un ignorante de cosas nuevas. Los jugadores de 15 años hoy son diferentes, hay otros valores.
Cuando me hice cargo de la selección que hoy salió subcampeona, lo que hice fue escuchar, aprender, hice coaching. El aprendizaje es continuo, así como cambia el deporte con las nuevas reglas, cambia todo.
El líder tiene algo innato, pero también tenés que tener herramientas porque si no las tienes y no eres creíble perdiste. Si no sos creíble no hay liderazgo.

Los incentivos de hoy 


Gallardo: creo que el tema económico es importante, pero lo más importante de todo es estar cómodo en un lugar, disfrutando lo que se hace. Si no hay disfrute termina siendo negativo.


Elhelou: Una responsabilidad del líder en esta línea es trabajar fomentando la cultura organizacional adecuada a las expectativas. Épocas atrás, las personas renunciaban a un jefe porque encontrabas un trabajo con un poco más de salario, hoy se ponen en valor diferentes cuestiones que hacen a la cultura de la organización. Por ejemplo, el nivel de desafíos, la autonomía con la que trabajo, el proyecto del que soy parte. Estas características, y tantas otras, hacen a la cultura y es parte del bienestar de la persona. Una clave es ser parte de un proyecto que te enamore y el líder tiene mucho que ver en esto. Los jóvenes se comprometen mucho con proyectos que tengan sentido, por cosas que valgan la pena.

¿Cómo se arma un equipo para que sea un grupo de personas con un objetivo?
Elhelou: Primero es definir una visión, cómo me gustaría verme en el futuro. Hacer una declaración de visión y de allí empiezas a trabajar en el para qué. Las empresas tienen un modelo de negocios como vehículo que son las formas de trabajar, objetivos, valores, canales, confianza, recursos claves, habilidades y aliados estratégicos. En función de este modelo de negocios se arma el organigrama, la estructura. ¿Qué roles necesito, qué está pasando en el mundo? Muchas empresas tuvieron que reacomodarse en función de la pandemia. Cambiar un elemento del modelo de negocio implica cambios en los otros, por ejemplo, el organigrama.
No es lo mismo ser un grupo de personas, que un equipo con una visión compartida. Por citar un ejemplo mundialista, en la selección de fútbol hay estrellas enormes pero el último eslabón del proceso para ser campeones del mundo fue un penal ejecutado por Montiel, un jugador que era el 4 suplente. Esto demuestra que cada rol es importante y el líder tiene que tener la visión.

Gallardo: en los equipos se busca alto rendimiento. Creo es fundamental tener en claro el conocimiento de cada uno en diferentes áreas. Depende de la capacidad de delegar y confiar, por eso está bueno tener la posibilidad de elegir la gente que quieres que trabaje contigo y que respondan. En mi caso, tiene que ver con el ADN del equipo. Tener visiones diferentes, pero encuadrarse en un mismo objetivo e ir en grupo hacia el mismo lado. Tener un norte y la capacidad de delegar. Buscar que brillen todos. Cada uno debe cumplir su rol. Creo que los roles están buenos y que, además, esté claro cuáles son los de cada uno. A la que le toca jugar poco, la que tiene que jugar en el último minuto, como también desde quien le toca llevar las pelotas, quiere decir que todos deben estar contentos y motivados. Preparar a la gente para cuando sea su momento. El líder tiene que ser claro, directo, no mentir. Porque es tan importante quien pateó el último penal, como el que hizo las acciones durante los 90 minutos. Porque si no estabas motivado capaz que en el último minuto no haces el gol. El rol del líder es preparar a todos y motivarlos para el minuto que le toque participar.

Hay un cambio de era después del mundial y creo se puede dar en las organizaciones deportivas.
 
Elhelou: En Qatar 2022, si bien el emblema era Messi, vimos a un equipo. Se dio la construcción de un equipo, trasmitían disfrute, bienestar. Se veía un equipo que tenía el foco en el proceso y no solamente en el resultado. Espero que esto pueda trasladarse al mundo de las empresas. Es un cambio de era donde prima el foco en la construcción del camino, para así alcanzar resultados como consecuencia de esto.


 

NOTAS RELACIONADAS

Cómo funciona un país dolarizado

Eric Vinueza Freire es economista, vive en una ciudad satélite de Guayaquil, Samborondón, en Ecuador, país dolarizado desde el 9 de enero de 2000. Hace 13 años que tra...

Un sello de triple impacto

El crecimiento exponencial de las Pymes no es ajeno a la coyuntura global en términos socio económicos y ambientales. Casualmente los especialistas distinguen con creces un mayor in...

Tecnología para el financiamiento

Con el advenimiento de las nuevas tecnologías es posible pensar en otras formas de financiar una inversión saliendo de las maneras tradicionales. La tokenización es una alter...

Proyecto regional con mirada global

Las nuevas tecnologías aplicadas al agro a través de emprendimientos integrados con recursos locales son un foco de competitividad relevante en el sector que tiene un incipiente des...

MÁS LEÍDAS