La era digital en el agro

La era digital en el agro

Viendo las camionetas de las empresas del agro pasando por las rutas y la “postal típica” del vendedor tomando mates con el productor en su propio campo, pareciera que nada ha cambiado.

Eso, sin contar que la pandemia privó a la industria de las ferias y las expo, dónde se reunía toda la oferta agroganadera y en donde el productor estaba acostumbrado a ver las novedades y, por costumbre y diversión, asistía invariablemente.

Sin embargo todo esto es como la analogía de las estrellas, que aún vemos su luz, pero en realidad ya no existen han “muerto” hace cientos de años.

Porque la realidad -no tan expuesta y visible-, parece ser otra: las cientos de camionetas antes eran miles y las visitas de venta son cada vez menos y ahora son más específicas para que el ingeniero de la empresa asesore y consolide la relación.

Pero el fenómeno más significativo es la irrupción de las herramientas digitales en la comunicación y el posicionamiento de marcas y productos.

Así, si bien el correo electrónico es casi obsoleto en otras industrias, en el agro no dejan de aumentar la cantidad de envíos. Y es muy útil no sólo para comunicar ofertas sino para dar información, consejos y educar al productor para que optimice sus resultados y mejore el rendimiento de los productos que se ofrecen.

También crece la penetración de las redes sociales en el campo, rompiendo mitos sobre la “cultura rural” -que quedó circunscripta solo a los mayores- porque las nuevas generaciones de productores agropecuarios tienen un Smartphone en su bolsillo y, en muchos casos, formación académica y una experiencia urbana que ha cambiado los hábitos de quien “está” en el campo.

Instagram y Facebook se han convertido en caja de resonancia de la mayor parte de la comunicación que hacen las marcas que quieren venderle al productor, sea maquinaria, agroquímicos, semillas, servicios, etc. Pero usar estas redes requiere, para tener resultados, un manejo profesional de las plataformas: tener objetivos claros de comunicación, invertir en publicidad paga enfocada al público adecuado para la marca, analizar métricas para tomar decisiones, aprovechar todos los recursos, como historias, los reels… y, fundamentalmente, dar contenido de calidad, es decir, útil y relevante para el productor.

Otra de las herramientas que se ha convertido en un factor competitivo clave es la venta digital, no sólo en la tienda online propia, sino en los cada vez más incidentes portales especializados en vender productos y servicios al productor, como Agrofy, Agroads o Agro24. Sólo uno de estos portales, ya posee más de 20 mil marcas que tienen sus tiendas virtuales. Sobra decir que muchas de las primeras marcas ya generan un porcentaje significativo de sus ventas por este canal. 

No aprovechar hoy estas alternativas es desdeñar una chance muy importante de crecimiento y correr el riesgo, a futuro, de quedar muy relegados o directamente afuera.

Aún con este panorama, muchos empresarios aun proclaman que “esto no es para el hombre de campo”. Quizás no lo sea para el hombre de campo de antes (y no todos), pero esto no es el futuro, es el hoy.

Y hay más, lo que viene nos parecería de ciencia ficción, con solo pensar que ya han llegado al mundo del agro el big data y la iot o “internet de las cosas”.  Estas y otras herramientas “casi fantásticas” serán parte de la futura relación comercial entre productores y marcas.

El futuro del campo (también) es digital. Y es mucho más ambicioso aún.

NOTAS RELACIONADAS

¿Y para qué van a necesitar marketing las empresas del Agro?

Cada vez con más frecuencia vemos el sponsoreo de eventos deportivos por parte de empresas que le venden al sector productivo primario, es decir, a los productores agropecuarios. Entre los más recientes:...

Cinco tendencias que vinieron a quedarse

Llegaron, cambiaron muchas de nuestras realidades, nos cambiaron y tenemos que cambiar. Hablar de pandemia es –nada más y nada menos- solo un tema de supervivencia temporal. El tema a debatir es hablar ...

El día después de después.

Todos estamos preocupados por el hoy. Es lógico, para muchos la supervivencia empresarial está en juego en este momento. Y todos sabemos que no se puede pensar en el futuro si estamos frente a un peligro...

“EL” ROBO Y “EL” ROPO

No, no, no es un trabalenguas, ni un nuevo cantante Trap, ni los alias de una banda… Si usted está en el universo de la empresa y le afecta lo comercial, es hora de conocer estas siglas, y saber cómo n...

MÁS LEÍDAS