Soluciones para mayoristas

Soluciones para mayoristas

Softech

Softech es una empresa de la ciudad que se dedica al desarrollo de software y enfocada en la provisión de servicios integrales para el rubro de distribuidoras mayoristas. Soluciones que implican: sistemas de gestión, desarrollo de software para el segmento y comercio electrónico, un servicio completo para todo el proceso de comercialización y gestión: manejo de mercadería, gestión de depósitos, comercio electrónico con plataformas e-Commerce, soluciones móviles para la fuerza de venta y herramientas gerenciales para la toma de decisiones.

Además de una importante y única prestación, un tablero de comandos, que permite gestionar la empresa desde el teléfono. Éste muestra el funcionamiento de la empresa a través de indicadores. Con este recurso se puede estar en cualquier lugar del mundo y saber cómo está funcionando el negocio. Hay un promedio de 50 indicadores básicos que a los clientes del rubro mayorista particularmente les interesan.

Sus clientes tienen dos opciones, o la adquisición de licencias de software o software como servicio (alquiler de licencias). Cuentan con una cartera de más de 200 clientes, distribuidoras de repuestos, ferreterías, artículos comestibles, entre otros. Empresas que están ubicadas a lo largo de todo el territorio, (Córdoba, Misiones, Buenos Aires, Corrientes, Mendoza). Indican que con muchos de ellos mantienen una relación comercial desde hace más de 20 años.

Evolucionando con la tecnología
Fundada en 1998 por Pablo Carpené, Analista en Sistema y Ariel Paviolo, Lic. en Sistemas, en un contexto totalmente diferente al de hoy donde no estaban desarrollada las redes y nadie tenía dispositivos móviles. Donde la mayoría de las empresas todavía no tenían digitalizados los procesos.

Casi 25 años en el mercado les da la experiencia y fortaleza de haberse adaptado a cada uno los cambios que se fueron dando y sobre todo estar siempre a la vanguardia, mirando y proyectando lo nuevo. Ofreciendo un ecosistema de soluciones propias y escalables a sus Clientes.

Pablo y Ariel se conocen del barrio, desde chicos. Ariel cuenta que desde que cursaba sus estudios secundarios supo que quería hacer sistemas. “Empezamos trabajando a los 18 años en una empresa que estaba en la ciudad”, dice.

Al tiempo, Pablo se fue a trabajar en forma independiente y Ariel a otra empresa. “Siempre dijimos de trabajar juntos, veníamos hablando de hacer algo en conjunto por propia curiosidad y empezamos a desarrollar un producto en paralelo a nuestros trabajos. Y fue así que creamos un sistema nuevo”, dice Pablo.

“La necesidad nace de un común acuerdo porque sabíamos que solos no podíamos. Entendíamos la necesidad de formar equipos”, indica Ariel.

Recuerdan que en ese momento las empresas trabajaban con el sistema DOS y recién estaba apareciendo el Windows. Ante lo nuevo vieron la posibilidad de comenzar a desarrollar en este lenguaje porque conocían su tecnología. “Entendíamos que acá había un cambio de época, un salto tecnológico, y empezamos a trabajar. No teníamos clientes. Trabajamos bastante tiempo hasta que finalmente pudimos llegar a un modelo que nos convencía. Desarrollamos un software y cuando fuimos a las empresas los clientes nos decían no, yo no voy a cambiar, si el DOS me sirve. Teníamos el producto y no el mercado. Lo que pasa es que la infraestructura de las empresas no había migrado a Windows, no veían la necesidad. Fuimos en este caso pioneros.

El primer trabajo de análisis que hicimos fue a un distribuidor mayorista por eso también es que nuestro desarrollo se enfocó en eso. Estudiando y relevando los circuitos de la empresa. Era una empresa chica que en ese momento tenía unos 40 empleados, hoy cuenta con 200 personas que cumplen sus funciones. Es Ferretera General Paz de Freyre, una de las cinco empresas más grandes del país en el rubro. En Villa María comenzamos con Don Emilio que por ese entonces era un negocio pequeño y los acompañamos con tecnología en todo su plan de crecimiento hasta convertirse en el mayorista de alimentos más grande de la zona”, narraron.

Desde que empezaron tuvieron que enfrentar varias cuestiones e ir acomodándose a los nuevos tiempos. “El primer gran salto tecnológico fue cuando todos los sistemas estaban desarrollados en DOS quedando obsoletos ante el nuevo paradigma de Windows”. Luego surgió un tema importante que tenía que ver con los vendedores que están en la calle que por lo general tomaban los pedidos en papel, los pasaban por fax y en la empresa alguien transcribía en el sistema. Allí fue cuando aparecieron las primeras Palm que te permitían, mediante una pantalla táctil y teclado cargar el pedido conectarla a la computadora y de ahí transmitir. Lo que hicimos fue desarrollar esta tecnología para pedidos. Esto fue una revolución. Para ese entonces todavía no había teléfonos. Eran dispositivos para la fuerza de venta, así fuimos evolucionando a la par de la tecnología”.

En pandemia 
“En un principio estuvimos tres meses trabajando en el home office. Algo que nos costó mucho. El primer mes de parate las empresas dejaron de vender y ahí abrimos los ojos porque no sabíamos cómo iba a ser el impacto económico de la pandemia en nuestros clientes. Por suerte después del primer mes vimos que no era así, muchas empresas relacionadas con ferreterías crecieron mucho.

Ya veníamos trabajando los e-Commerce sobre todo en los clientes más grandes. Lo que les pasaba a nuestros usuarios es que los viajantes no podían salir. Pusimos en funcionamiento unos 24 e-Commerce en 2020 y todos los que lo tenían como una opción, lo explotaron. Hoy hay pocos mayoristas que no lo tengan.

La función del vendedor/viajante va reconvirtiéndose progresivamente, ya no va más a levantar el pedido, sino a realizar un contacto, a hablar con el cliente o para ofrecerle algún producto nuevo. Hasta hay empresas que han dejado de trabajar los sábados a la mañana porque con esta forma simplificada del trabajo, ya tiene en el teléfono el pedido y un resumen de los pagos.

Proyecto de futuro
Actualmente son 19 las personas que integran la empresa, están en constante crecimiento con todo lo que ello implica. Para el futuro esperan sostener el desarrollo que tienen con el foco puesto en internacionalizar sus servicios. Entienden que es una condición para el crecimiento sostenido comenzar a tener presencia en otros países.

Un objetivo prioritario en su visión estratégica es tener una estructura dinámica, con equipos autogestionados para que la empresa trascienda a los socios fundadores dando lugar a nuevos líderes que la continúen y hagan que crezcan en el tiempo preservando la cultura organizacional.

Como limitante al crecimiento, uno de los problemas que más destacan es la falta de mano de obra especializada. “Es más, la provincia de Córdoba tiene un faltante de alrededor de 5 mil personas, no hay recursos humanos y nos llama la atención ya que es la carrera con más potencial, no es la más elegida por los jóvenes. Y creemos que el problema está en la educación, en las instancias primeras de formación”, indicaron.

EMPRESAS ANTERIORES

Del campo al mostrador

El grupo empresario Martoglio está integrado por una familia de emprendedores, visionarios en la búsqueda permanente de nuevos negocios. Proyectando y aportando al crecimiento de la ciudad y la...

Energía cooperativa

La demanda de biocombustibles registra en el mundo un aumento sostenido y responde a varios aspectos, los principales son aquellos relacionados con el autoabastecimiento energético y el cuidado ...

A medida del cliente

José Petraglia es quien lidera la empresa JP Aberturas. Carpintero desde chico, trabajó el oficio en fábricas de puertas, ventanas y amoblamientos, que allá por la década del ´80 era todo d...

El encanto del chocolate

El sabor, el aroma y los sentimientos que genera el chocolate son indescriptibles. Reúne a la familia, marca momentos inolvidables, trae recuerdos de instantes y sabores vividos.Porque el chocol...

MÁS LEÍDAS